Las elecciones que se celebran el próximo martes en el Colegio de Abogados de Madrid – ICAM – se presentan más trascendentales que nunca. Es una afirmación en la que coinciden todos los candidatos. La difícil situación económica que vive al país unida a una serie de polémicas medidas emprendidas en el ámbito de la justicia – turno de oficio, tasas judiciales o servicio médico entre otras – dan más relevancia que nunca a las elecciones al principal colegio del país. Precisamente por eso DIARIO JURÍDICO ha querido hablar con algunos de ellos para conocer su punto de vista de la situación actual que vive el Colegio, como se ha actuado en los últimos tiempos y qué medidas proponen para el futuro.

Una de las candidatas que ha alzado la voz para criticar con más fuerza la gestión del ICAM y también las medidas emprendidas por el ministerio que dirige Alberto Ruiz Gallardón ha sido Lorena Ruiz, la candidata de la Asociación Libre de Abogados – ALA – que lleva ya meses protestando contra los impagos en el turno de oficio y la implantación de las tasas judiciales.  De hecho es la única lista encabezada por una candidata que trabaja en el turno de oficio.

Lorena Ruiz Huera habla claro. Sin tapujos. Considera necesario democratizar un colegio que asegura, ha estado al servicio en los últimos años de intereses ajenos al de los de los colegiados. Pide transparencia para aquellos asuntos, como el servicio médico, que afectan a los abogados de Madrid y pide valentía para defender el turno de oficio, defendiendo que deben hacer la máxima presión para conseguir que la Comunidad de Madrid se siente a negociar con ellos.

 

Se ha hablado de que estas elecciones son especialmente importantes. ¿Por qué?

Las elecciones al colegio de abogados siempre han sido trascendentales porque el ICAM es una corporación muy importante. Hay que tener en cuenta que es el colegio de abogados que más colegiados aglutina del Estado y que por otro lado, por el hecho de estar situado en la capital convive con las principales sedes judiciales, que en consecuencia implica que sea el lugar donde se concentra el mayor número de negocio y los procedimientos más importantes.

¿El por qué han cobrado relevancia en esta ocasión? Creo que hasta hace poco ha sido muy escaso el número de colegiados que se han interesado por el Colegio, porque lo sentían como algo lejano a sus intereses, un sitio al que debían pertenecer obligatoriamente. Pero debido a los graves ataques que se están produciendo contra el modelo de justicia – en el caso del turno de oficio, de la ley de tasas o de la reforma en materia penal o laboral, por citar algunos ejemplos – se ha tomado consciencia de la importancia de que los que estén al frente del colegio representen realmente los intereses de quienes constituimos la mayoría del colegio de Madrid que somos los abogados de a pie, que somos a quienes les afecta esta situación de ataque a la justicia por parte del gobierno.

Si usted llegara a ser decana. ¿Cuál sería la primera medida que impulsaría?

Serían dos las cuestiones que abordaríamos de manera inmediata y con gran urgencia. En primer lugar, en lo que respecta al aspecto puramente colegial creemos que es muy urgente una reforma de los estatutos del colegio que promueva una verdadera democratización de la institución para que pase a estar al servicio de todos los colegiados. En este sentido desde ALA promovemos la creación del Consejo Colegial que sería un órgano parecido al de la asamblea colegial que ya está previsto en el estatuto general de la abogacía. Es un órgano de representación proporcional en el que estarían representadas todas las tendencias ideológicas y cuyo fin principal sería el control de la junta de gobierno. Pero la reforma de los estatutos  contemplaría otras muchas medidas. Y hay otro otro aspecto fundamental más amplio que afecta, no sólo a los abogados, sino también a la ciudadanía y que sin duda abordaríamos es el tema del turno de oficio. Nuestra candidatura es la única que está encabezada por una abogada que trabaja en el turno de oficio y en el SOJ penitenciario y siete de nuestros candidatos están en el turno de oficio.

Habla de poner el colegio al servicio de los abogados ¿ahora mismo al servicio de quién está?

Ahora mismo está al servicio de los intereses de los grandes despachos y grupos económicos que son los que apoyan a la junta de gobierno actual que llegó al poder gracias al apoyo de los grandes despachos y que sigue contando en la actualidad con estos mismos apoyos. Hasta ahora, la abstención había sido tan alta que lógicamente la junta de gobierno ha trabajado atendiendo a los intereses de estas grandes corporaciones o despachos.

Y sobre el turno de oficio. ¿Cuáles son las medidas que proponen exactamente?

En primer lugar convocaríamos una asamblea con todas las asociaciones que han estado efectivamente luchando por la defensa del turno de oficio junto con ALA.  Y trataríamos acordar una estrategia común de actuación frente a la Comunidad de Madrid pero contando con la participación de todos los colegiados en las decisiones del colegio.
Para nosotros una medida inmediata a adoptar sería la suspensión de las designaciones en materia de turno de oficio salvo en caso de personas privadas de libertad porque es una manera de tensionar a la Comunidad de Madrid para que al menos se siente a negociar y desde luego siempre exigiendo el mantenimiento del sistema actual de turno de oficio como justicia pública y de calidad, dignamente retribuida de forma puntual.

¿Y con las tasas judiciales?

Creemos que esta ley es inconstitucional, y que el ministro Gallardón ha conseguido que por primera vez en la historia estemos de acuerdo todos los sectores profesionales del ámbito de la justicia que consideramos que la medida atenta contra el derecho de los ciudadanos a acceder a la tutela de los jueces. Además de esto, también va a suceder que se va a perjudiciar a los despachos pequeños y medianos que se han pasado la vida defendiendo a las clases medias y trabajadoras. Estas personas que no van a poder acceder a los tribunales van a dejar sin trabajo a muchos abogados que se van a ir a la quiebra. Por lo tanto es un problema gravísimo. Si nosotros ganamos las elecciones desde luego creemos que el colegio tiene que recuperar una posición de fuerza e importancia en la sociedad, y que la posición en contra de esta ley tiene que ser de absoluta firmeza. El decano tiene que poder reunirse con las principales instituciones del país y tiene mucho que decir en materia legislativa y de administración de justicia.

Hay mucha polémica también con el servicio médico. ¿Cuál es su postura?

En ALA hemos participado de la comisión de trabajo que se creó ad hoc para el servicio médico. Siempre hemos creído , y de hecho se hizo de hecho un informe por parte de una consultora externa sobre este tema, donde se expuso claramente  el problema del envejecimiento de la población y el riesgo de quiebra inminente que había en este servicio porque el modelo actual era insostenible. Además a eso se le suma que el colegio médico se creó con anterioridad a la ley post constitucional de regulación del seguro que hacía que fuese de dudosa legalidad el mantenimiento de este servicio médico dentro de este colegio de abogados.

En ALA siempre hemos sido partidarios de que había que dar una solución, una salida, al servicio médico en el colegio. Aunque esos sí, estamos absolutamente en contra de la manera cómo se ha hecho, con absoluta opacidad y falta de transparencia por parte del colegio. Por nuestra parte si ganasemos las elecciones desde luego estudiaríamos a fondo las operaciones que ha llevado a cabo el colegio en los últimos 2-3 años informaríamos públicamente en una asamblea general convocada al efecto a todos los colegiados para que de forma democrática y participativa se decidiera qué hacer con el servicio médico.

Nosotros creemos que no se nos ha dado información sobre cuáles son las posibles soluciones. La junta actual ha llegado a esta solución desde la opacidad y la falta de información. Entonces creemos que efectivamente hay un problema, que podía ser grave mantener el servicio médico dentro del colegio, pero hay que estudiar cuáles son las alternativas posibles y cual  es la mejor vía para los intereses de todos los colegiados. Porque se ha asignado una dotación patrimonial a la nueva mútua que va a asumir el servicio médico que supone muchos millones de euros que corresponden a una parte de local del colegio de abogados que es de todos los colegiados, no solamente es de los abonados al servicio médico. Nosotros no sabemos si esta solución es la mejor o la peor pero sí sabemos que se ha hecho con absoluta falta de transparencia.

Durante esta campaña hay otro tema que se ha puesto sobre la mesa: el caso Gütel como ejemplo de desprotección al abogado…

Nosotros cuando el colegio de abogados publicó los comunicados criticando la actuación del juez Garzón en la intervención de las comunicaciones lo apoyamos sin ningún tipo de reparo. Nuestra crítica en primer lugar, es que se esté haciendo una manipulación interesada de este asunto y en segundo lugar que el colegio solamente se haya pronunciado en contra de la intervención de las comunicaciones en este caso concreto y no en muchos otros que la ALA había denunciado al colegio. Por ejemplo, cuando se intervinieron las comunicaciones entre los abogados y acusados en el caso de Marta del Castillo, la ALA lo denunció al Colegio pertinente y nunca hubo comunicaciones públicas al respecto. Solamente han alzado la voz en el caso de los acusados de la trama Gurtel. Nuestra opinión es que el colegio en este caso ha hecho la crítica no por ser contrario a Garzón sino por quienes eran los imputados en el caso. Consideramos que la actuación del juez fue obviamente reprobable y y delictiva, pero no solo en este caso, también en los demás. En todos los montones de casos que se han hecho en la Audiencia Nacional. A mi me resulta verdaderamente llamativo que sea el Sr.Peláez el que se ha querellado contra Garzón cuando él mismo ha sido fiscal muchísimos años cuando la fiscalía de la AN jamás ha alzado la voz en contra y ha apoyado ese tipo de prácticas llevadas a cabo por magistrados de la Audiencia Nacional.

Por cierto que sobre relaciones entre instituciones, se ha hablado de una presunta mala relación entre CGAE e ICAM…

Lo deseable sería que trabajasen en la misma dirección y no que ocurriesen cosas como las que acabamos de ver en las últimas semanas en que por ejemplo el CGAE está haciendo un esfuerzo de manifestación pública en contra de la ley de tasas y el colegio de abogados de Madrid no solamente no ha colaborado sino que en la página web colgó el manifiesto llamando a las concentraciones en la parte más oculta y menos visible de la página web y sin ningún rótulo externo que pudiese identificar de qué se trataba el contenido. Creemos que esta situación es absolutamente insostenible e infantil.

¿Han levantado menos la voz con respecto a la ley de tasas que otros colegios?

Sí, en Madrid ha sido escandaloso el silencio contra esta ley y muchas otras cosas como, por ejemplo, los desahucios. Ha habido muchos otros sectores profesionales e instituciones que se han pronunciado en temas tan graves de violación de derechos humanos como los que se están teniendo lugar en este país, con la ley de tasas y con los desahucios de las personas sin alternativa habitacional y en los que el Colegio mantiene una postura silente en su obsesión por evitar a toda costa los conflictos institucionales.

¿Le parece curioso que se pronuncien antes los jueces que los abogados?

Me parece muy bien que los jueces, por fin, estén saliendo de su letargo y empezando a despertar y aterrizar en la sociedad. No sé quién debe reaccionar antes. Desde luego, los abogados tienen que tener una postura clara y absolutamente audible y liderada por las organizaciones que nos representan; por nuestros líderes colegiales. Y creo que es una vergüenza que el Colegio de Madrid no se haya pronunciado, no haya dicho una sola palabra hasta la concentración de ayer y en la que, precisamente, falta una semana para las elecciones y
casualmente el decano ahí estuvo haciéndose la foto. Hasta la fecha no había dicho una sola palabra.

Hernández Gil ha asegurado que los planes de otros candidatos eran muy poco realistas y que demostraban poco conocimiento de la institución. ¿Está de acuerdo?

Yo creo que eso es cierto en relación con algunas candidaturas. A mi me parece que hay candidaturas como la de la señora Gumpert que contiene propuestas absolutamente populistas y fuera de la realidad. No creo que pueda referirse en absoluto a las propuestas de nuestra candidatura, que son propuestas muy serias y son las que llevamos a cabo en nuestra asociación. Cuando nosotros hacemos propuestas, como que los cursos de formación deben ser gratuitos para los abogados jóvenes, llevamos 20 años haciendo formación gratuita para abogados en el seno de nuestra asociación. Yo me imagino que se refiere a las propuestas de otras candidaturas, fundamentalmente la de la señora Gumpert que, por ejemplo, dice que atenderá personalmente a cada colegiado. En fin, no sé si ya sabe que somos más de 65.000, y cosas de este tipo.

Aseguraron que la candidatura de la Sra. Gumpert se había saltado la ley al empezar a hacer campaña antes de tiempo….

Sí. Además tenemos interpuesta una queja a la junta electoral, que no ha sido contestada hasta la fecha. Pero, efectivamente, la señora Gumpert hizo una página web meses antes de empezar las elecciones y desde esta página web que entonces se llamaba defensa de la abogacía madrileña, empezó a pedirse el voto para esta señora. Además, incluso publicó un vídeo de campaña antes de que se proclamaran las candidaturas y esto sí que va en contra de la normativa electoral.

¿Cuánto ha costado su campaña y cómo se ha financiado? 

Nosotros hemos financiado esta campaña con el dinero de las cuotas de nuestros asociados y con el trabajo voluntario de otros movimientos y colectivos sociales que han querido colaborar con nosotros de manera desinteresada, como por ejemplo ‘Toma la tele’ o ‘Tele k'(?), que nos han hecho los vídeos de campaña absolutamente gratuitos. Porque nosotros también somos una asociación cuyos socios y socias participan muy activamente en todos los movimientos sociales. Por ejemplo, nuestros abogados componen, prácticamente de manera integral la comisión delegal de Sol, del 15M, y por lo tanto, nuestra relación con los movimientos sociales, puesto que nosotros también hacemos muchas prestaciones sociales, es muy buena y muy fluida y, por supuesto, desinteresada.

Si mira hacia el futuro, ¿cuáles son los retos que cree que deberá afrontar el abogado en los próximos dos años?

Es fundamental que recuperemos la dignidad de la profesión. No se puede seguir sosteniendo ni un sólo día más, los retrasos en los señalamientos judiciales. Por ejemplo, en los tribunales que tengamos que soportar los abogados y los ciudadanos, faltas de respeto y cosas de este tipo que tengamos que estar soportando en el ámbito de la justicia. Yo creo que cuando otras candidaturas hablan de recuperar la posición del abogado en la sociedad, el prestigio… Yo creo que el prestigio y la dignidad, pasan, para empezar, por aquí. El Colegio de Abogados tiene que tener una postura de firmeza con las autoridades judiciales exigiendo el respeto por nuestro tiempo y por nuestro trabajo. Y luego, por supuesto, todo este tema de los recortes en los derechos sociales y de la función social que tiene que cumplir el colegio de abogados, creo que también ayudaría muchísimo a recuperar la credibilidad y la dignidad de la profesión.

¿Cómo ve sus posibilidades?

Yo confío en que estas elecciones, tal y como hemos empezado nuestra entrevista, llamen al voto y a la participación masiva. Y creo que de esa manera, si la gente se anima a venir a votar el día 18, esto va a favorecer enormemente a nuestra candidatura, porque creo que podemos representar a los intereses de muchísimos abogados de los pequeños y medianos despachos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.