Reclamar tu indemnización tras la finalización del contrato temporal ya es posible para los deportistas de elite. Según el tribunal supremo los deportistas de elite podrán tener derecho a indemnización al finalizar su contrato temporal.

El tribunal Supremo, en su STS num.1882/2019 del 14 de mayo del 2019, reconoce el derecho a los deportistas de elite, de ser indemnizados al extinguirse su contrato temporal, siempre y cuando sea decisión unilateral del empresario o entidad deportiva. Es importante resaltar que el despido debe ser por voluntad propia del club o entidad deportiva, en este supuesto, se tendrá derecho a la indemnización, sin tener en cuenta la consideración entre deportista de elite o no profesional.

Es importante entender la naturaleza de la indemnización, dado que, carece de sentido la indagación sobre el real perjuicio que el término de su contrato haya supuesto para el deportista demandante. No estamos ante una compensación de daños y perjuicios, al modo de la responsabilidad civil común, sino ante el devengo automático de una cantidad por terminación del contrato.

Para obtener el derecho a la indemnización por finalización del contrato temporal por voluntad de la entidad deportiva, tampoco se tendrá en consideración, que él o la deportista de elite posteriormente fuera contratado por otro club, porque ello no desvirtúa el hecho de que no haya intervenido de ninguna manera la voluntad del trabajador en la terminación del contrato.

No se ha fijado indemnización alguna para el deportista en este supuesto de extinción del contrato, pero si, tras la extinción, el deportista estipulase un nuevo contrato con otro club o entidad deportiva, mediante convenio colectivo se puede pactar la existencia de una compensación por preparación o formación, correspondiendo al nuevo club su abono al de procedencia. No se especifica qué plazo debe mediar entre la extinción y el nuevo contrato.

El contrato de los deportistas profesionales es siempre por tiempo determinado, y ese tiempo no es otro que el que las partes acuerden voluntariamente, ya sea mediante una previsión definitiva, o mediante una previsión que es objeto de sucesivas prórrogas. Este tipo de contrato beneficia en muchas ocasiones al deportista, dado que le permite la mayor agilidad para moverse de entidad.

El Tribunal Supremo ha concluido que los deportistas profesionales, sean profesional o no, y con independencia de cualquiera que sea su salario, “pueden” tener ese derecho a ser indemnizados por la extinción de la relación laboral especial por expiración del tiempo convenido, a tenor de lo dispuesto en el artículo 49.1.c) ET. La indemnización debe ser cuantificada por la Comisión Paritaria en su resolución (doce días de salario por cada año de servicio, o la establecida, en su caso, en la normativa específica que sea de aplicación).

La conclusión final perseguida por la indemnización por término de contrato es compatible con la especialidad del contrato deportivo, puesto que respecto del mismo mejora su estabilidad o minora las consecuencias desfavorables de la precariedad. Cuando la empresa debe abonar una indemnización como consecuencia de la terminación del contrato de trabajo no aparece tope alguno que conduzca a minorarla, toparla o, mucho menos, excluirla.

Desde LaBE Abogados, damos cobertura a este tipo de consultas en relación a la reclamación de cantidades, en materia contractual asociado a  “Deportistas de Elite” y no profesionales. Dando por entendido un derecho al que un deportistas tiene acceso con un buen asesoramiento.


Sobre el autor

  • Armando Reneses
  • Asesor Laboral Junior
  • Labe Asesores