Tribunal SupremoEl Pleno del Consejo General del Poder Judicial nombró, el pasado viernes, a los magistrados Francisco Marín Castán e Inés Huerta Garicano, nuevos presidentes de la Sala Civil y Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, respectivamente. Marín sustituye así a Juan Antonio Xiol Ríos, actualmente magistrado del Tribunal Constitucional. Por su parte, Huerta se ha convertido en la décima mujer que ocupa plaza de magistrada en el alto tribunal.

El nombramiento de Marín ha sido el primero desde su constitución, el pasado mes de diciembre, y fue acordado por 16 votos a cinco. Miembro destacado de la Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria, desempeñaba en la actualidad la presidencia en funciones de la citada Sala del Supremo por ser el magistrado de la misma con más antigüedad.

Nacido en 1952, ingresó en la carrera judicial en 1977 y tuvo sus primeros destinos en los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de La Roda (Albacete) y de San Roque (Cádiz), antes de promocionar a la categoría de magistrado y ocupar el Juzgado de Instrucción nº 3 de San Sebastián. Desde 1982 a 1991 fue magistrado en la Audiencia Provincial de Huelva y posteriormente en la Audiencia de Madrid.

Ocupó plaza de letrado del Gabinete Técnico del Tribunal Supremo hasta enero de 2000, año en el que fue nombrado magistrado de la Sala Primera (Civil) del Alto Tribunal.

Académico correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación desde 2008, es autor de varios libros –como ‘Resoluciones recurribles y no recurribles en la casación civil’ o ‘Sociedades anónimas y de responsabilidad limitada’- y ha participado en las obras colectivas ‘Comentarios del Código Civil’ y ‘Código Civil con jurisprudencia, concordancias y referencias legales’.

También ha participado como ponente en distintos cursos, seminarios y conferencias y fue durante nueve años profesor de Derecho Procesal y de Derecho Civil en el centro asociado de la Universidad Nacional de Educación a Distancia en Huelva.

Por su parte, Inés Huerta fue nombrada presidenta por 16 votos a cinco, convirtiéndose así en la décima mujer que ocupa plaza de magistrada en este órgano. En la actualidad, Huerta estaba destinada en la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Nació en 1951 e ingresó en las carreras judicial y fiscal en 1979.

La nueva magistrada del Supremo optó en un principio por el Ministerio Público y desempeñó diversos destinos como fiscal hasta 1991, año en el reingresó en la carrera judicial como magistrada especialista de lo Contencioso, tras obtener el número uno en las pruebas selectivas correspondientes.

Desde entonces ha estado destinada en el Tribunal Superior madrileño, donde en 1996 fue nombrada presidenta de la sección octava de la Sala de lo Contencioso Administrativo, alcanzando un nivel de resolución de asuntos superior al 150 % en los últimos tres años.

Su actividad judicial, además, se complementa con la docente y la de investigación jurídica, ya que Huerta ha sido profesora del departamento de Derecho Procesal de ICADE y profesora asociada de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid, ha intervenido como ponente en numerosos seminarios y cursos y ha colaborado, entre otras, con la Revista de Jurisprudencia ‘El Derecho Editores’ y en la Revista Española de Derecho Administrativo (REDA).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.