El 80 por ciento de los arbitrajes registrados en 2008 pertenecieron al sector inmobiliario, en el que el número de arbitrajes se incrementó en un 83 por ciento respecto a 2007.

En segundo lugar se encuentra el sector servicios, a pesar de registrar un descenso de los arbitrajes de un 24% respecto a 2007, y por detrás, se situó el sector industrial, que vio triplicado el número de procedimientos durante el año pasado.

En 2008, la media de resolución de los conflictos fue de menos de cuatro meses. En el caso de los arbitrajes relacionados con arrendamientos, la duración se limitó a una media de 25 días. Los casos de más complejidad extendieron su resolución a seis meses.

Por cuantía, la media de los procedimientos arbitrales tramitados por Aeade el pasado año fue de 68.000 euros, mientras que en 2007 fue de 43.000. La asociación también tramitó un total de 610 procedimientos abreviados de una cuantía menor a 3.000 euros.

En 2009, Aeade prevé un crecimiento de alrededor del 50%, lo que supondría tramitar cerca de 750 procedimientos en asuntos de más de 3.000 euros.

El secretario general de la Asociación Europea de Arbitraje, Javier Íscar, explicó que el éxito de la actividad de la asociación en 2008 “radica en la efectiva adaptación de la forma de trabajo a las necesidades sociales, empresariales y del mundo de la abogacía que se han manifestado en los últimos años”, según un comunicado de prensa.