Maite Nadal, abogado derecho deportivoLo suyo era el derecho procesal pero hace 12 años, por casualidad, cayo en sus manos un caso de un club internacional y se lanzó de lleno al derecho deportivo. Desde entonces, durante más de una década, Maite Nadal ha asesorado a deportistas, agentes, clubes, federaciones y otras entidades deportivas tanto a nivel internacional como nacional. Ha llevado a cabo actuaciones como letrado en procedimientos ante órganos nacionales (TEAD, TAF) e internacionales (FIFA, UEFA, CAS)  en temas como traspasos de derechos federativos, mecanismo de solidaridad e indemnizaciones por formación,  derechos económicos, derechos televisivos o de imagen. Además, su labor de letrada y asesora la ha compaginado con la enseñanza del derecho deportivo en distintas universidades y escuelas de negocio. Recientemente, Nadal, miembro de la Junta de Gobierno del ICAM, ha promovido la creación de la sección de Derecho Deportivo en el colegio madrileño, “algo que era necesario”, afirma. En Julio de 2013, fue nombrada árbitro del Tribunal Español de Arbitraje Deportivo (TEAD) y defiende con contundencia que “la mediación y el arbitraje son el futuro en el derecho deportivo”.

¿Cómo empezó tu especialización en derecho deportivo?

Llegué al derecho deportivo cuando no había los medios para acceder a esta especialización que hay ahora. No he hecho ningún master y lo que he aprendido es trabajando en primera línea de fuego. Me especialicé en derecho procesal, que era lo que me gustaba, y llegué al derecho deportivo de una manera casual y circunstancial hace 12 años. Mi primer caso fue interesantísimo, internacional y de primera división, cuando yo no sabía ni que existían los reglamentos o algo que podía ser el derecho deportivo. Hace una década no había prácticamente seminarios. No había nada. Me cayó un caso, me puse manos a la obra y fue una cosa detrás de otra. Así, empecé a llevar casos procesales, reclamaciones de clubes y agentes. Luego comencé a meterme en contratación, a llevar procedimientos ante la UEFA, FIFA , el Tribunal Arbitral del Deporte Lausanne (CAS/TAS)  y, aquí en España, ante el Tribunal Arbitral del Deporte del COE. El año pasado me nombraron arbitra del Tribunal Español de Arbitraje Deportivo, TEAD, que para mi ha sido un honor. No me lo esperaba.

¿En el derecho deportivo pita también más el fútbol?

Sí. Yo estoy especializada en fútbol. La mayor parte de las clases que doy son de transferencia internacional de jugadores, normativa FIFA… Quizás porque sea el área económicamente más boyante es donde los abogados especializados más nos movemos. La tesis doctoral que estoy haciendo es sobre derechos federativos y derechos económicos y los casos y la jurisprudencia, tanto nacional como internacional, que estoy utilizando son de fútbol. ¿Por qué? Porque es la única área donde se pueden dar determinadas cosas. Pero luego hay otras áreas importantes. Por ejemplo, la gente que está especializada en casos de dopaje. No todo el derecho deportivo es fútbol.

¿Es decir, que dentro de la especialización de derecho deportivo hay subespecializaciones?

Bueno yo te puedo hablar de abogados superespecializados en derecho deportivo que no llevan dopajes. Hay profesionales que no llevan contrataciones, transferencias de jugadores o asesorías jurídica a agentes y están especializados sólo en dopajes. Los hay especializados más tirando para el ámbito administrativo. Pero bueno, normalmente, es una disciplina muy trasversal, es decir tocas un poco de todo. Me di cuenta de esto cuando empecé a hacer la tesis doctoral: lo mismo tenía que ver fiscal, como laboral, civil, comunitario, internacional… Pero es cierto que la práctica lleva a los profesionales a centrarse más en un cosa.

¿Qué tipos de conflictos que se repiten?

Depende en qué ámbitos y deportes. Por ejemplo, yo te puedo hablar de fútbol y ahí se repiten los problemas contractuales: representantes con clubes, clubes con jugadores. También hay conflictos laborales. A nivel internacional, si ya hablamos de la FIFA, nos encontramos con reclamaciones de mecanismos de solidaridad o transferencias internacional de menores. Los conflictos que se pueden dar a nivel nacional son diferentes a los internacionales y hay que distinguir los que se reducen a ámbitos federativos, por ejemplo, disciplinarios, de los que ya van a un ámbito jurisdiccional, por ejemplo jurisdicción civil o laboral.

¿Quiénes suelen ser tus clientes?

Trabajo para todos. Me gusta mucho trabajar para agentes y para deportistas, nacionales e internacionales. El derecho deportivo lo que tiene es que te puede venir un cliente peruano o de Kuwait, porque todo el mundo tiene problemas federativos internacionales. A mi no me va a venir un club argentino por un problema interno pero sí que me puede venir por un tema que tiene en el Tribunal del Deporte de Lausanne o en la FIFA. Aunque te he puesto un mal ejemplo porque Argentina es quizás uno de los países más punteros en cuanto a derecho deportivo. ¿Y Por qué? Está claro, por la gran afición a el fútbol que hay allí.

¿Y en España hay buenos especialistas de derecho deportivo?

Creo que en España tenemos un nivel muy alto. Tenemos de los mejores especialistas en derecho deportivo del mundo. De hecho, hay árbitros españoles en Lausanne. Muchos abogados que actúan ante el TAS son españoles. Es decir, el derecho deportivo en España es más que bueno y, de hecho, el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, es un excelente jurista deportivo, un catedrático que tiene escritas muchas obras de derecho deportivo que son referentes.

Tribunales ordinarios, FIFA, tribunales de arbitraje nacionales, internacionales… Parece que hay muchos sitios a los que acudir a la hora de resolver los conflictos deportivos.

Sí, una de las cosas principales a las que nos tenemos que enfrentar los que nos dedicamos al derecho deportivo es a dónde acudimos, porque a veces tenemos varias opciones y tenemos que elegir muy bien ante qué instancia tenemos que presentar la reclamación, qué normativa tenemos que invocar. Si yo ahora mismo, por ejemplo, tengo un incumplimiento contractual de un jugador y un agente, porque el jugador no abona los honorarios pactados, puedo elegir entre los tribunales ordinarios o irme a un estamento como FIFA. Quedan excluidos, salvo que el cliente tenga una cláusula de sumisión expresa de arbitraje, los órganos arbitrales.

El Tribunal de Arbitraje del Deporte de Lausanne actúa como una especie de segunda instancia cuando se trata de decisiones de determinadas federaciones deportivas, que lo tienen reconocido como órgano de apelación. O puede actuar de primera instancia, cuando un contrato incluye, expresamente, una cláusula de sumisión a Lausanne. En este caso actuaría como un órgano arbitral ordinario. Tiene esa doble vertiente. Aquí en España tenemos el TEAT, que no es porque yo sea árbitro, pero funciona muy bien es un órgano arbitral con los mejores especialistas. Y también hay un tribunal arbitral para la liga de Fútbol (TAF).

¿El arbitraje en el sector deportivo juega un papel importante?

Lo juega y debe jugarlo más. Creo, firmemente, en el arbitraje como una manera para resolver los conflictos por varias causas esenciales. La primera es la especialización. Estamos hablando de un ámbito muy específico. Bastante tienen los jueces de primera instancia con lo suyo para que yo les vaya con un contrato de incumplimiento de los agentes o un conflicto de derechos televisivos. En segundo lugar, por la rapidez. Estamos hablando de un ámbito en el que se mueve mucho dinero (contratos de patrocinio, derechos televisivos…) es muy importante ganar tiempo y evitar la posibilidad de que un conflicto se eternice. Y luego es que, tal y como están los juzgados de saturados y ahora además con el aumento de tasas, está claro que el arbitraje es el futuro.

¿Ha influido también la Ley de Tasas en el derecho deportivo?

Claro. El derecho deportivo es mucho más que Cristiano Ronaldo y los grandes equipos. El derecho deportivo son también clubes de segunda B, son jugadores que no tienen tantos ingresos y con reclamaciones que no son de una cuantía alta. Tengo agentes que no llevan a jugadores de primer nivel donde pagar, a lo mejor, las actuales tasas sí les supone un importante desembolso.

He trabajado para clubes absolutamente amateurs y lo hago encantada porque es lo mismo. Realmente, una alineación indebida o un asunto disciplinario es lo mismo en un club grande que pequeño. Hay muchísimos profesionales que trabajan para federaciones y para deportes absolutamente amateurs, como las carreras de galgos o las competiciones de bolos. Hay mucho deporte amateur que también necesita asesoramiento y eso es algo de lo que la gente se olvida mucho.

¿Y la mediación en  una buena fórmula de resolución de conflictos en el derecho deportivo?

Por supuesto. Los mecanismos de resolución de conflictos que no sean judiciales me parecen fantásticos para el mundo del deporte, tanto el arbitraje como la mediación. Precisamente porque les puedes dar una atención absolutamente personalizada por profesionales que sepan de lo que hablan.

¿Los clientes están predispuestos al arbitraje o la mediación?

Hay una labor muy importante que tenemos que hacer los abogados de guiar a nuestros clientes hacia otras soluciones que no sea la vía judicial. La gente todavía no ve el arbitraje muy claro y tiene la sensación de que un juez va a poder dictar una resolución más objetiva. Pero cuando a un cliente le explicas las ventajas del arbitraje siempre lo va a ver como algo muy interesante y lo va a tomar en cuenta. Hay ocasiones en las que no se puede ir al arbitraje pero cuando se puede y veo que el asunto es factible lo recomiendo.

En mediación deportiva todavía tenemos muy poco camino hecho. Pero precisamente, fomentar la mediación es uno de los proyectos que tiene la sección de Derecho Deportivo del Colegio de Abogados de Madrid. La actual Junta de Gobierno ha apostado muy fuerte tanto por el arbitraje como por la mediación.

¿La crisis económica está provocando una mayor conflictividad en el sector deportivo?

Lamentablemente, ahora hay muchas entidades deportivas en concurso de acreedores pero yo no estoy especializada en concursal. Es verdad que, actualmente, no hay ese movimiento que había antes de fichajes. La crisis ha afectado a todos los sectores, también al deportivo, pero no se ve que haya más conflictos derivados de la crisis. Impagos ha habido siempre y conflictos de incumplimiento contractual entre jugadores, clubes y agentes también.

¿Es el derecho deportivo una especialización con buena salida para los nuevos abogados que salen de las universidades?

Creo que sí. El derecho deportivo es una rama que está muy en auge. Los despachos están abriendo departamentos especializados en esta área. Hay que tener en cuenta que los eventos deportivos cada vez mueven más dinero y es un nicho de negocio importante. Pero los alumnos vienen pensando que el derecho deportivo es algo muy glamuroso y cuando ven que es sólo derecho se llevan una decepción. Lo primero que digo en todas las clases es que si no eres buen abogado, jamás vas a ser un buen profesional en derecho deportivo.

La gente piensa: “termino la universidad y, sin más, me especializo en derecho deportivo”. Pero si vas a llevar derecho deportivo laboral como no tengas unas mínimas bases de derecho laboral no lo vas a hacer. Y si no tienes una buena base de obligaciones y contratos, por muy especialista que te creas, no vas a hacer nunca un contrato con un representante. Tienes que tener unas bases de derecho muy sólidas.

¿Qué otras recomendaciones darías a los futuros abogados especializados en derecho deportivo?

Requiere de una especialización y estudio continuados pero tampoco creo que sea algo totalmente distinto al resto del derecho. Hay que estar siempre muy al día de los nuevos reglamentos y normativas. Ahora hay un tema estrella que son los fondos de inversión en el fútbol. Además hay sentencias de tribunales españoles o de las audiencias provinciales superinteresantes que hay que seguir. Actualmente, hay muchas asociaciones de derecho deportivo que están organizando cosas, algo que yo no pude disfrutar en su momento, y a todos mis alumnos les recomiendo que vayan, se apunten a ellas y colaboren. Y no se tiene que olvidar nunca el carácter internacional. Si quieres ir al Tribunal de Lausanne o hablas inglés o francés o nada.

¿Qué te parece la irrupción de los fondos de inversión en el fútbol?

El papel de los fondos en el fútbol es muy discutido y, de hecho, ha sido criticado por instituciones internacionales como la FIFA y la UEFA. Son fondos que ante la imposibilidad de financiación por parte de las entidades bancarias están realizando inversiones en activos que son los jugadores. Compran derechos del jugador o, simplemente, toman como garantía los derechos económicos de un jugador a cambio de financiación. Se ha criticado mucho su irrupción porque se dice se están haciendo negocios con los jugadores y no se pueden hacer negocios con las personas. Precisamente estoy analizando jurídicamente ese tipo de operaciones en mi tesis doctoral.

¿Y cuál es tu opinión?

Creo que es absolutamente factible la existencia de estos fondos siempre que exista una legislación absoluta que regule todos los intereses de todas las personas implicadas. Quizás la parte más débil en este caso sea el jugador. Pero hay mucha oposición. El sindicato de futbolistas está absolutamente en contra, los agentes también, aunque, normalmente, estos fondos suelen estar ligados a agentes, porque son quienes conocen el mercado.

¿En derecho deportivo crees que hay suficiente legislación o hay áreas donde haría falta más?

España fue pionera en muchos ámbitos de regulación. El real decreto 1006 que rige la relación laboral de los deportistas profesionales fue novedosísimo en su tiempo pero ahora ya han pasado los años. Es necesario revisar determinada regulación. La normativa que tenemos en España no está pensada para un deporte tan hiperprofesionalizado como el actual. Es necesario regular el deporte profesional. Nuestra Ley del Deporte es del 90 y, desde entonces, el deporte profesional ha cambiado mucho. Pero se está trabajando en hacer estas reformas. A mi me da mucha tranquilidad que el actual presidente del Consejo Superior del Deporte sea un extraordinario jurista. Se acaba de dictar una ley de dopaje y, se puede estar más o menos de acuerdo con ella, pero lo que hace es adaptar los estándares de la Agencia Mundial Antidopaje a España, que era algo que siempre se había criticado por parte del Comité Olímpico Internacional (COI). Esta nueva ley orgánica 3/2013 ha supuesto la adecuación.

Se ha creado, hace unas semanas, el Tribunal Administrativo del Deporte, que supone unificar, en un mismo órgano, muchas de las competencias disciplinarias y de dopaje. Además dota de garantías electorales en las elecciones federativas, respetando mucho que no suponga un gasto. Creo que se están haciendo cosas y se están tratando adecuadamente.

La Junta de Gobierno del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid recientemente ha promovido la sección de Derecho Deportivo, de la que eres diputada responsable.

Otros colegios de España sí que tenían secciones de derecho deportivo y en Madrid no teníamos y somos el colegio más grande de España y de Europa. Para mi era un reto constituirla y la verdad es que ha sido todo un éxito. Creí que era necesaria porque era una demanda de los colegiados. Lleva casi cuatro meses de funcionamiento y tenemos alrededor de medio millar de abogados inscritos. Se han hecho jornadas muy interesantes con una repercusión en medios importante y acabamos de empezar un curso de derecho deportivo. Estamos haciendo desde el colegio, con el apoyo total de la decana y la Junta del Gobierno, un esfuerzo muy grande para que los colegiados puedan acceder a los mejores especialistas y a una formación continua con una calidad altísima y por un precio razonable.

¿Algún proyecto más dentro del ICAM para fomentar el derecho deportivo?

El colegio lo que quiere empezar a hacer ya, y pronto vamos a tener muchas noticias al respecto, es firmar acuerdos y convenios con instituciones deportivas para realizar actividades conjuntas. Los abogados madrileños tienen que meterse en el derecho deportivo. No nos podemos olvidar de que en Madrid están las sedes de muchas de las federaciones y organismos deportivos más importantes del país. Por lo tanto, creo que el colegio aquí también tiene que realizar una apuesta muy importante.

Además me gustaría reunir a todas las secciones de derecho deportivo de los colegios españoles. Hacer una jornada conjunta, ya que creo que hay secciones que se han centrado más en derecho administrativo; otras tienen un carácter más internacional y otras en dopaje. Y, por supuesto, me interesa mucho desarrollar el arbitraje y la mediación en el colegio.

¿Especializada en derecho en el área del fútbol y además futbolera?

Sí mucho. Soy del Real Madrid desde que tenía uso de razón, porque además vivía enfrente del estadio y mi familia me llevaba al campo desde muy pequeña. Cuando empecé con esto del derecho deportivo me decían ¡qué suerte tienes! Pero lo cierto es que no te vale de nada ser futbolera para ejercer el derecho deportivo. Te vale a lo mejor cuando tienes que recurrir una sanción, ya cuando ves tu la jugada puedes interpretar mejor un acta. Pero conozco a algunos abogados que se dedican al derecho deportivo, llevan mucho fútbol y que no les gusta este deporte.

 

 

4 Comentarios

  1. Mucho agradezco, de antemano, el esfuerzo de Diariojurídico.com por el Derecho deportivo y la reiterada búsqueda de especialistas que aportan información sobre esta disciplina jurídica.

    Maite Nadal – apellido allende Castilla- recuerda a sus alumnos interesados – y por extensión a todos- que el Derecho es algo serio que requiere información integral a complementar con idiomas y cultura en general, una parte de la cual ya la conlleva el propio deporte en tanto que la actividad más popular esta internacionalmente vertebrada. Tamaño acierto se contrapone al error de considerar que el derecho deportivo se explica en España desde hace poco más de una década pues conociendo como acredita que otros colegios de abogados ya tienen sección de derecho deportivo, no ignorará que la primera la del Colegio de Abogados de Barcelona – siempre ilustre- fue creada en 1989 por dos jóvenes abogados – entre ellos un servidor- con fines de explicación, difusión y asentamiento de una disciplina hoy innegable y bien expandida, incluso en otros ámbitos científicos con los que siempre hay que contar.

    Mi consejo a los jóvenes alumnos es que no se espanten, son muchos los problemas a los que hoy se enfrentan en el terreno económico social y el miedo directo o indirecto el objetivo a desterrar; pretender cursar i asentarse en una especialidad, en este caso ciertamente mediática no glamurosa, no ha de verse entorpecida o frenada ni por el entorno del deporte profesional ni por la integración de las ramas jurídicas (algo que se asume con el acceso a la carrera)ni por los idiomas a conocer, por ser algo también común a las diferentes especialidades del Derecho.

    Mis felicitaciones a Maite por su progresión en el ámbito jurídico deportivo – al alcance de unos pocos-, por su impulso a la mediación y al arbitraje en temas jurídico deportivos y, como no, por el acierto en su tema de doctorado que promete “cum laudem”. A ella me une su pasión por el fútbol si bien mis emociones, recientemente y felizmente reencontradas, las comparto con la afición del FC Barcelona.

    • Muchas gracias Ferrán… efectivamente imperdonable error el mío. Claramente un error cuando yo llevo más de esa década en este ámbito, pero desde luego ignoraba que en el ICAB fuerais tan pioneros.. mis disculpas.
      Siempre es un placer, conocer a compañeros en este sector.
      Un abrazo.

      • Me ha encantado leer esta entrevista de una profesional que ha logrado una gran progresión en esta especialidad del derecho. ( y que es del Real Madrid como yo)

        Soy un alumno de 5º de derecho, en esta época que entraña tantas dificultades e incertidumbre para los recién licenciados, me gustaría que usted o algún abogado con experiencia, me orientara en si debo especializarme en esta rema del derecho, que es la que mas me atrae, ya que tengo una gran pasión por el deporte en general. Mi mayor temor es la salida profesional para un joven licenciado como yo.

  2. Estimada Dra. Maité Nadal buenos días. Actualmente estoy realizando una investigación sobre los conflictos deportivos para un trabajo de maestrante por la Maestría DIP en la Universidad Central de Venezuela, por este motivo me gustaría pedirle su articulo de “aspectos generales sobre mediación y deporte”, publicado en el libro de Mediación y Deportes. En espera de su gentil colaboración.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.