Se vendeLa compra de vivienda libre por extranjeros experimentó un crecimiento interanual del 9,8 por ciento en el conjunto de 2013, representando ya el 21,4 por ciento de la compraventa total en España. Así lo pone de manifiesto el Índice Único Informatizado del Notariado, cuyos representantes aseguran que “los extranjeros no residentes volvieron a ser el motor del crecimiento de estas operaciones”. 

Concretamente, durante el año 2013 el número de compraventas de vivienda libre realizadas por parte de extranjeros se situó en 55.187, el 21,4 por ciento del total de operaciones realizadas. De esta forma, las operaciones realizadas por el total de extranjeros se han acelerado de forma notable con respecto a años anteriores, con un incremento interanual del 9,8 por ciento respecto a 2012.

Por Comunidades Autónomas, el número de transacciones realizadas experimentó un crecimiento positivo en las autonomías costeras, especialmente en Comunidad Valenciana (+16,9 por ciento), Islas Canarias (+15,7 por ciento), Andalucía (+15,6 por ciento) y Murcia (+15,2%). Con tasas de crecimiento interanual negativas destacan Galicia (-32,5 por ciento), Castilla y León (-28,9 por ciento) y Navarra (-23,4 por ciento).

Por nacionalidades, el peso de las transacciones realizadas por ciudadanos británicos continuó reduciéndose de forma sostenida. Tan sólo realizaron el 14,9 por ciento de las operaciones del periodo frente al 34,3 por ciento que llegó a alcanzar en 2007. Su lugar está siendo ocupado paulatinamente por franceses (10,9 por ciento), rusos (8,2 por ciento), alemanes (7,8 por ciento) y belgas (6,9 por ciento).

Los precios de las operaciones realizadas por el total de extranjeros residentes continuaron reduciéndose hasta situarse en 1.486 euros por metro cuadrado, lo que representó una caída del 3,8 por ciento interanual. En la distribución de las operaciones realizadas por extranjeros pesaron más las realizadas por no residentes, con un 54,0 por ciento, 6 puntos más que el año anterior.

El comportamiento entre extranjeros residentes y no residentes ha sido dispar. Mientras que el primero experimentó una contracción del 2,3 por ciento, los no residentes se configuraron como el motor de las operaciones realizadas por extranjeros con un incremento interanual del 22,6 por ciento.

Por lo que respecta al comportamiento por Comunidades Autónomas (en adelante, CC.AA.), se observa como los extranjeros no residentes continúan teniendo un mayor peso que los residentes en las zonas costeras donde se concentra la mayoría de la demanda vacacional.

Evolución de precios

A cierre de 2013 el precio del metro cuadrado de las operaciones realizadas por extranjeros se situó en los 1.486 euros, lo que representó una caída interanual del 3,8 por ciento. En principio, la evolución del precio por metro cuadrado parece apuntar hacia una cierta desaceleración de su caída.

Si diferenciamos en función de la residencia, podemos observar como el precio por metro cuadrado de los compradores extranjeros residentes ha caído un 5,4 por ciento. Por su parte, los extranjeros no residentes han visto como el metro cuadrado se ha abaratado algo menos con una caída del 4,6 por ciento.

Por Comunidades Autónomas, la tónica general ha sido la continuación de la caída del precio por metro cuadrado, especialmente en las Comunidades de interior. Así, las mayores caídas se produjeron en Extremadura (-26,0 por ciento), Aragón (-20,8 por ciento) y Castilla y La Mancha (-19,5 por ciento). Tan solo Navarra, Cantabria e Islas Canarias experimentaron una tasa de crecimiento interanual positiva de un 12,3 por ciento, 5,8 por ciento y del 0,1 por ciento, respectivamente.

En resumen, se observa que en las transacciones realizadas por extranjeros no residentes en comunidades de costa se está moderando la caída de precios, al tiempo que se incrementa el número de transacciones. Mientras, en las transacciones de extranjeros residentes en las CC.AA. del interior el precio continúa cayendo acompañado de un comportamiento de las transacciones mucho más moderado.

Distribución por nacionalidades

Durante el año 2013 el segmento de extranjeros no residentes experimentó un impulso notable, con un incremento de las transacciones del 22,6 por ciento interanual. Los compradores no residentes colombianos y argentinos fueron los más activos con un aumento de sus transacciones del 311,1 y 97,8 por ciento, respectivamente, seguidos de los no residentes chinos (+76,9 por ciento) y ecuatorianos (+60,0 por ciento). A pesar de que las transacciones de los ciudadanos británicos experimentaron un aumento interanual del 11,7 por ciento, continuó su progresiva pérdida de peso. Así, el 17,1 por ciento sobre las transacciones totales registradas por parte de extranjeros no residentes en 2013 contrasta con el 62 por ciento que alcanzaron en 2007.

En el segmento de extranjeros residentes el comportamiento por nacionalidades fue dispar. Los ciudadanos daneses incrementaron sus transacciones un 29,7 por ciento seguidos de marroquíes (+27,0 por ciento), suecos (+24,4 por ciento), estadounidenses (+20,0 por ciento), franceses (+11,8 por ciento), rusos (+10,8 por ciento), británicos (+10,7 por ciento), belgas (+7,4 por ciento), alemanes (+3,0 por ciento) e irlandeses (+2,5 por ciento).

Las operaciones realizadas por el resto de nacionalidades registraron tasas de crecimiento interanual negativas, destacando la reducción de las operaciones realizadas por ciudadanos colombianos y argentinos residentes del 33,2 por ciento y del 29,5 por ciento, respectivamente. Las operaciones realizadas por el colectivo rumano, por su parte, experimentaron una reducción del 9,5 por ciento.