El diputado Manuel Huerta Martínez denunció que los trasplantes de órganos se manejaron con opacidad y corrupción durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

 

El diputado Manuel Huerta Martínez (PT) acusó que durante el sexenio pasado trasplantes de órganos y disposición de células germinales se manejaron con opacidad y corrupción.

El legislador dio a conocer las siguientes cifras: de 9.060 donaciones entregadas, únicamente transparentaron 6.746 obtenidas por parte del Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) y la Comisión Federal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Según el parlamentario, fallas en el sistema impidieron que donaciones de órganos, tejidos y células se realizaran en confidencialidad y altruismo, haciendo que sólo 6 mil de 9 mil se hayan transparentado correctamente por parte del Cenatra y Cofepris

“El Gobierno Federal no cumplió con la cobertura de trasplantes en el país, porque si bien en 2018 había 21 mil 360 personas en espera de una donación, solo se cubrió al 31.6% de la demanda. Esto demuestra deficiencias de coordinación entre el Cenatra e instituciones que integraron el Subsistema Nacional de Donación y Trasplantes”, manifestó.

Además, por medio de un comunicado, alertó que de continuar las condiciones actuales para 2030, existirán 61.376 receptores en espera y apenas habrá 15.303 donaciones, de las cuales se trasplantará el 60%.

“Eso implica que el Gobierno Federal no responderá a la demanda y no podrá garantizar la recuperación de la salud de cada paciente”, apuntó.

El también secretario de la Comisión de Salud, declaró que se tiene registrado que fueron estas fallas las que impidieron que las donaciones de órganos, tejidos y células se realizaran en confidencialidad, con altruismo y sin ánimo de lucro.

“La escasa vigilancia a los establecimientos dedicados a la donación y trasplante de órganos, tejidos y células no garantizó la calidad y seguridad de los trasplantes”, lamentó.

Asimismo, denunció que las dependencias de salud pública expidieron licencias de forma indiscriminada, aun cuando no existía la acreditación y evaluación del personal médico.

“Durante la administración de Enrique Peña Nieto no existió seguimiento, ni supervisión en cuanto a la promoción de la cultura de donación de órganos”, afirmó.

Huerta Martínez sostuvo que extitulares de la Cofepris y el Cenatra del sexenio pasado deberían ser llamados para que expliquen la opacidad de las políticas de trasplantes.

“No es posible que el sexenio de Enrique Peña Nieto no haya construido un subsistema nacional de donación y trasplantes; peor aún, se desintegró el esquema vigente, lastimando así los derechos de los mexicanos”, concluyó.

Vale destacar que desde 1970 la Transplantation Society percibió que el riesgo de existencia de actos de compraventa era suficientemente real, y emitió un primer pronunciamiento: “La venta de órganos por donadores vivos o muertos es indefendible bajo cualquier circunstancia.”

Muchos países se han expresado en contra de estas prácticas, en México está prohibido el comercio de órganos, tejidos y células.  La donación de éstos con fines de trasplante se regirá por principios de altruismo, ausencia de ánimos de lucro y confidencialidad, por lo que su obtención y utilización será estrictamente a título gratuito.

Fuente: Prensa Palacio Legislativo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.