La diputada María de los Ángeles Ayala Díaz impulsa una iniciativa de reformas a la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres.

La iniciativa plantea modificar los artículos 17, 33 y 34 de dicha norma y propone que entre las acciones que desarrollen las autoridades correspondientes esté la aplicación de procesos para recibir igual salario por igual trabajo entre mujeres y hombres, y el diseño y aplicación de lineamientos que aseguren la igualdad salarial.

En México las mujeres enfrentan desventajas en ingresos y oportunidades de empleo respecto a los hombres. Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en los últimos años la participación de las mujeres en el mercado formal ha aumentado 38%, pero la de los hombres sigue siendo mayor.

Precisa que la evolución de las mujeres en el mercado laboral, muestra una aceleración a partir del último mes de 2015, en donde su representación pasó de 36.6% a 38.3% para diciembre de 2019, lo cual significó un importante incremento de 1.4 millones de mujeres en el mercado laboral. Sin embargo, la inclusión de las mujeres en la formalidad ha ido correlacionada con un salario bajo.

De conformidad con los datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en enero de 2020 los hombres registran un salario diario asociado a trabajadores asegurados en el IMSS mayor que el de las mujeres a escala nacional, es decir 416.4 pesos por día frente a 363.5, lo que equivale a una diferencia de 14.6 por ciento.

Un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad, AC, señala que entre 2017 y el primer trimestre de 2020, la brecha salarial promedio fue de 15 por ciento. Esto significa que por cada 100 pesos que percibieron los hombres mensualmente, las mujeres ganaban sólo 85 pesos

“Estos datos reflejan que la brecha salarial de género en pleno siglo XXI es inaceptable. La realidad muestra que las mujeres siguen ganando menos por el mismo trabajo realizado que los hombres”, subraya la iniciativa turnada a la Comisión de Igualdad de Género para dictamen.

Considera que un salario digno para las mujeres e igual que el de los hombres, es tan necesario para que estén en condiciones de abandonar situaciones de violencia, mejorar su situación socioeconómica y acceder a mayores posibilidades de desarrollo.

Por ello, afirma, reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres es una parte importante para propiciar una mayor suficiencia financiera del género femenino y con ello disminuir la vulnerabilidad ante casos de violencia. “Además, se debe tener en cuenta que, como sociedad, cerrar las diferencias salariales entre mujeres y hombres, no solo representa beneficios para las mujeres, es para todos”.

Fuente: Prensa Cámara de Diputados de México


Si te ha gustado esta noticia, suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de la actualidad jurídica más relevante.

SUSCRÍBETE A DIARIO JURÍDICO

Recibe nuestro boletín semanal con la actualidad jurídica más destacada.

Sus datos serán incorporados a un fichero automatizado con el objeto exclusivo de dar respuesta a su suscripción Dicho fichero es de titularidad exclusiva de LEXDIR GLOBAL S.L. y no será cedido a un tercero en ningún caso.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.