Advierte Armando Guadiana que se reportó una alta incidencia de niños y adolescentes que son forzados a trabajar en estos espacios. 

El senador Armando Guadiana Tijerina hizo un llamado a los gobiernos de las 32 entidades federativas para que pongan en marcha un protocolo para prevenir, sancionar y erradicar el trabajo infantil en semáforos y cruceros, así como la “renta de menores” para pedir limosna, limpiar parabrisas, vender dulces o para cualquier otra actividad que los ponga en riesgo. 

Los menores por los que más pagan dinero al día son los de brazos, ya que los mayores de cinco años no son ‘aptos’ porque no se quedan quietos e imposibilitan el trabajo de los vendedores y limosneros.

Además de alquilar el menor, le suministran un medicamento para doparlo y de esta manera generar más lástima. Unas gotas para pacientes psiquiátricos y los duermen como medio día y es algo fuerte y tú lo compras en una farmacia. “Te ven con el niño trabajando pero el niño dormido y esto te ayuda para que a la gente le de compasión”.

Es clave hacer un llamado a la comunidad para que no se le dé dinero a las personas que estarían cometiendo este delito. No apoyen esta situación, lamentablemente estamos apoyando una red de corrupción que está vulnerando todos los derechos de los niños”

 Hace poco, agregó el legislador de Morena en un punto de acuerdo que enlistó en la Gaceta Parlamentaria, se dio a conocer que en el país se reportó una alta incidencia de niños y adolescentes que son forzados a trabajar en los semáforos. 

La Procuraduría de la Defensa de Niños, Niñas y Adolescentes encontró casos en los que menores de edad generan ingresos superiores a los 800 pesos, mismos que van a dar a las manos de explotadores o jefes de familia que obligan a los niños a trabajar. 

Algunos de ellos, advirtió Guadiana Tijerina, “son rentados” y se cobran hasta 840 pesos por prestar a los menores durante dos horas, sin vigilancia, lo cual podría considerarse una forma de trata de personas. 

“La renta de niños grandes es más barata, pues por dos horas son poco más de 300 pesos y por los chicos hasta 700 pesos por el par de horas. A los bebés los duermen con cloroformo o con vodka; esta problemática está a la vista de todos”. 

Recientemente, agregó el legislador, en el municipio de San Miguel de Allende, Guanajuato, las autoridades identificaron una red de maltrato infantil, que consiste en rentar niños para que pidan limosna en sitios públicos. 

El senador recordó que la explotación o esclavitud infantil es cuando se utiliza a niños o adolescentes para fines económicos. La propuesta se remitió a la Comisión de los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia.   

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.