José María Ruíz-Mateos anuncia  que ha solicitado su” ingreso en prisión hasta que cobren todos los inversionistas”. Este hecho sólo puede ser considerado como un ardid más para intentar evitar la imputación de sus hijos.

Desde el departamento penal de IURE Abogados, consideran que aunque hay que seguir con la instrucción del caso, esta solicitud no conllevará ninguna consecuencia jurídica.

La magnitud de esta trama empresarial es tal, que se duda que el patriarca de la familia Ruiz-Mateos sea el único artífice de la misma. No obstante lo anterior, y aunque realmente él padre fuera el único autor intelectual, no es posible que él haya llevado a cabo todas las acciones en solitario, y de hecho, se sabe que no ha sido así, tal y como reconocen sus hijos en sus declaraciones, cuando manifiestan  que seguían órdenes de su padre.

En este sentido hay que tener en cuenta previamente, que no es causa de exoneración de la culpa por un delito el decir que tu padre te ha dicho que cometas el delito, a no ser que se fuera una persona totalmente incapaz. Pero es que además, si tu acción ha sido imprescindible para la comisión del delito, a ti se te considerara responsable en grado de autor; como si lo hubieras ideado tú,  ya que has tenido la posibilidad de no cometerlo o de evitarlo, y no lo has hecho. Es lo que se llama “poseer el dominio del hecho”.

Por este motivo, si los hijos no hubieran colaborado con el padre de la forma que lo hicieron,  es posible que teniendo en cuenta que se trataba de un empresa eminentemente familiar,  tal vez, el padre no habría podido llevar a cabo toda la trama.

Autorizado Ere de DHUL

Tras ser solicitado por la administración concursal, el Juzgado mercantil nº1 de Granada ha dictado auto, autorizando así la extinción de las relaciones laborales de 82 trabajadores del GRUPO DHUL S.L.

Dicha solicitud de extinción de las relaciones laborales, se debe a la situación económica que atraviesa la compañía, que ha visto cómo han descendido sus ventas hasta el punto de no tener la suficiente liquidez como para hacer frente a los pagos de su actividad diaria. A lo anterior, se suma la sobredimensión de la plantilla en relación a su actividad actual, agravado aún más al reincorporarse a la misma lo 197 trabajadores que habían estado suspendidos de su relación laboral.  Todo ello conlleva la falta de ocupación de una parte importante de la plantilla, el retraso en el abono de los salarios, y el consecuente aumento de los créditos contra la masa en el proceso concursal.

De dicha solicitud, se dió traslado tanto a los representantes de los trabajadores afectados así como ala Conserjeríade Empleo de Andalucía, abriendo un periodo de consultas con los primeros, y requiriendo informe sobre la medida de la segunda.

Respecto al informe de la Conserjeríade Empleo de Andalucía, el mismo ha resultado favorable respecto a esta medida de extinción de las relaciones laborales, considerando la misma “razonable, proporcionada y necesaria, atendiendo a la situación económica que atraviesa la compañía”.

Relativo al periodo de consultas abierto con los representantes de los trabajadores, en aras de que se alcanzara un acuerdo, el 26 de abril se llegó al mismo, aceptando los trabajadores las razones económicas y productivas por las que se toma esta medida, dando su conformidad a la extinción de los contratos, y aceptando una indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades.

Este auto de extinción de relaciones laborales tiene como consecuencia que los despidos se hagan efectivos, y que las indemnizaciones que le corresponden a cada trabajador pasen a considerarse como crédito contra la masa del concurso.Los trabajadores pueden acudir ya al FOGASA para el cobro de esas indemnizaciones y empezar a recibir la prestación por desempleo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin embargo, según lo que se va conociendo de las diligencias que se están practicando en la instrucción, los hijos colaboraron en todas las actuaciones de emisión de los pagarés, pues dichos pagarés fueron firmados por ellos. También participaban en las campañas de publicidad, en las gestiones de pago y de ingresos en bancos, etc.

 

Además de los hijos de D. José María Ruiz-Mateos, es muy probable que otros altos directivos de las empresas, o abogados de las mismas, puedan ser considerados  cooperadores necesarios de alguno de los delitos; según su grado de competencia en la empresa, y según  la capacidad de decisión que tuvieran en ella.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.