El Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Justicia, Francisco Caamaño, y de la ministra de la Presidencia, María Teresa Fernández de la Vega, ha aprobado el Real Decreto por el que se modifica el Reglamento del Servicio Jurídico del Estado de 2003.

Su objetivo es prestar una atención eficiente e inmediata a las demandas que plantea la asistencia jurídica al Estado y demás instituciones públicas, adaptándose a las necesidades de cada momento.

El reglamento prevé que los abogados del Estado se organicen por materias jurídicas, favoreciendo de este modo la continuidad en la actuación del proceso, el contacto con el organismo representado y defendido, y la mayor integración entre la función contenciosa y
consultiva.

Para ello, a partir de ahora el servicio jurídico se organizará por “departamentos”. Éstos se configuran como un instrumento que permitirá flexibilizar la asignación de recursos humanos y operará paralelamente en las subdirecciones y demás unidades previstas en el reglamento, lo
que supone una mera reordenación de efectivos a través de la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), sin incremento alguno de gasto.

Asimismo, se introducen diversas adaptaciones en la estructura de la propia Abogacía General del Estado, siempre sin incremento de gasto:

– La Abogacía del Estado ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y la Abogacía del Estado ante el Tribunal Constitucional se unen para conformar la Subdirección General de Constitucional y Derechos Humanos con la finalidad de reforzar la unidad de actuación en los debates en materia de derecho constitucional y derechos humanos en los foros internos e internacionales.

– La preexistente Subdirección de Asistencia Jurídica Comunitaria e Internacional, pasa a denominarse “Subdirección General de Asuntos de la Unión Europea e Internacionales” adaptando sus funciones y estructura a las necesidades derivadas de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa.

– Se refuerzan las funciones de la Auditoría e Inspección de los Servicios, configurando la Subdirección General de Coordinación y Auditoría.

– Por razones de coherencia, las funciones de la Abogacía del Estado en el Ministerio de Justicia, pasarán a depender de la Subdirección denominada Gabinete de Estudios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.