«En lo que preocupa a los ciudadanos, que es tener que pagar más impuestos, ya les hemos explicado todo el esfuerzo que les pedimos para ayudar a reducir el déficit y no va a haber nada más en un plazo razonable de meses», manifestó Ocaña, que precisó que el Gobierno, contrariamente a lo que se ha dicho, no está pensando en volver a modificar los Impuestos Especiales sobre el tabaco y los hidrocarburos.

Ocaña, que intervino en unas jornadas sobre fiscalidad organizadas por la APD en colaboración con PricewaterhouseCoopers, insistió en que no se pedirán nuevos esfuerzos tributarios a los ciudadanos para avanzar en el objetivo de reducir el déficit público, y señaló que el recorte del mismo tendrá que venir por el lado del gasto.

El secretario de Estado de Hacienda recordó que dentro de unos días se presentará un plan de austeridad para el conjunto de las administraciones públicas, en el que se establecerán las líneas para que España reduzca su déficit de aquí a 2013 al límite fijado en el Pacto europeo de Estabilidad y Crecimiento (menos del 3% del PIB).

Dicho plan de asusteridad, dijo, es el que tiene que convencer a los mercados de que España es un «país serio, que cumple con sus compromisos y que va a tener unas finanzas públicas razonablemente saneadas y estables».

En cuanto a si el mencionado plan incluirá recomendaciones a las comunidades autónomas para que reduzcan el tamaño de sus administraciones, Ocaña afirmó que más que una recomendación, «lo deseable» sería lograr un pacto de Estado para que las comunidades autónomas «se comprometan a hacer su parte en este esfuerzo de consolidación fiscal».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.