Las agencias son: Asociación Catalana de Agencias de Viajes (ACAV), Asociación Empresarial de Agencias de Viajes Españolas (AEDAVE), Asociación de Mayoristas de Viajes Españolas (AMAVE), Asociación de Turoperadores de Estancias (ADETURE), Confederación Española de Agencias de Viajes y Turoperadores (CEAVYT), Federación Española de Asociaciones de Agencias de Viajes (FEAAV) y Unión Catalana de Agencias de Viajes Emisoras (UCAVE).

Los portavoces de las agencias –Rafael Gallego Nadal, presidente de FEAAV; Francisco Carnerero, presidente de ACAV; y David Gómez Aragón, asesor jurídico de Deloitte- incidieron, durante una rueda de prensa en las ”graves repercusiones” que tendrá dicho incremento sobre el sector, coincidiendo, además, con el inicio de la temporada estival.

Las agencias opinaron que la subida del IVA no sólo va a afectarles a ellas, sino a todos los miembros de una industria que representa, a día de hoy, más del 10% del Producto Interior Bruto, y que está atravesando graves dificultades económicas reflejadas en el descenso sustancial de las ventas, en el cierre de oficinas y en el número de despidos.

El empleo total de las agencias de viajes, que hace un año rondaba los 54.000 trabajadores, ha disminuido en el último ejercicio cerca de un 11%, es decir, unas 6.000 personas han perdido su puesto de trabajo.
El número de paquetes turísticos y ofertas programadas durante los últimos meses ha descendido entorno a un 30%, mientras que los BSP (Banco de Compensación), que sirven para contabilizar las cifras arrojadas por el billetaje aéreo, bajó, de enero a diciembre de 2008, un 8% respecto al mismo período del año anterior, y de enero a diciembre de 2009, un 22% con relación a 2008.

Las agencias de viajes consideran la subida del IVA como “la peor solución posible para hacer frente a los problemas del sector, dado que ésta no servirá sino para encarecer los precios de los paquetes turísticos, desviando al cliente hacia otros destinos”.

Las agencias de viajes quieren dejar claro que la actual problemática del IVA es un tema que les ocupa desde antes de que el Gobierno programase esta subida. En este sentido, en abril de 2009, durante diferentes rondas de reuniones mantenidas por distintas asociaciones con el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, y con el ministro de Industria, Miguel Sebastián, éstas plantearon al ejecutivo la posibilidad de bajar la tasa que grava los paquetes turísticos del 16% al 7%, lo que permitiría la reactivación económica del sector gracias a un ahorro de entre 60 y 100 euros por turista.

Con la subida programada, no sólo no se baja el impuesto, sino que se sube hasta el 18%, con el consiguiente perjuicio para el sector a la hora de poder competir con otros mercados, tanto extranjeros como de la propia Unión Europea.

3 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.