Los ataques informáticos han crecido de forma exponencial en los últimos meses. Los expertos afirman que toda empresa dedicada al manejo de dinero tiene que asumir la probabilidad de ser víctima de un ataque cibernético. Incluso, multinacionales han sido atacadas por algún tipo de malware.

Hoy en día, los delincuentes informáticos no necesitan de contraseñas para atacar empresas y robar valiosa información. Esa fue la conclusión a la cual  arribó un webinar en el que participó Chema Alonso, jefe de Cliente Digital (CDCO, por sus siglas en inglés) de Telefónica.

Para el especialista en seguridad informática, los trabajadores de una empresa que gestiona dinero tienen que asumir que la probabilidad de recibir un ataque por parte de ciberdelincuentes “es del 100 por ciento”. Estas modalidades están en aumento y hasta las grandes multinacionales han sido víctimas de algún tipo de malware.

“Los cibercriminales aprovecharán cualquier avance en la tecnología que les sirva para cumplir su objetivo, suelen estar muy informados”, manifestó Alonso. Aunque por mucho tiempo se ha recalcado en la importancia de tener contraseñas seguras, resaltó el hacker, muchos ciberdelincuentes ya no necesitan siquiera estas credenciales para realizar sus operaciones.

Previamente, el especialista remarcó la diferencia entre un hacker y un ciberdelincuente. El primero es una persona con conocimientos avanzados en tecnología e informático, mientras que los segundos son profesionales que buscan vulnerar los sistemas de seguridad de las compañías con el afán de lucro.

Durante el evento se expuso casos reales y las nuevas modalidades que emplean los ciberdelincuentes para atacar a las empresas. Uno de los casos más sonados es el hackeo a Twitter. Acerca de este ataque, se conoce que un grupo de menores de edad están siendo investigados por acceder a las plataformas de la red social luego de engañar a un empleado de la compañía.

“A nivel global, los ciberataques se han incrementado a raíz de la pandemia. No obstante, la curva ya iba en crecimiento en los últimos tiempos. Estados Unidos concentra el 21,53 % de las amenazas, seguido de China (8,98 %) e India (7,98 %). Brasil (4,11 %) y Vietnam (3,54 %) cierran el top 5. Respecto a los métodos más comunes, tenemos al malware, spam, phishing hosts, bots, ataques de red, ataques web, ransomware y cryptojacking”, sostiene el periodista de Zonatech, Fernando Flores.

Por lo general, los delincuentes roban información confidencial de los clientes, tras lo cual, exigen un pago a las empresas. En el caso de Twitter, los hackers lograron suplantar diversas cuentas de celebridades estadounidenses, y publicaron un fraude con criptomonedas, con el cual obtuvieron más de 100.000 dólares.

En efecto, el ransomware ha generado zozobra en grandes compañías. Uno de los últimos casos ocurrió en Chile, con el Banco Estado, el cual se vio obligado a cerrar debido a un ataque de este tipo. A través del ransomware, los ciberdelincuentes propagan un programa malicioso que encripta todos los archivos y activos de la empresa.

Precisamente, aquí entra a tallar la recompensa previamente mencionada. Por lo general, se trata de jugosas cantidades de dinero. En España, empresas como Mapfre o el gestor ferroviario español, Adif, han sufrido este tipo de ataques.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.