A lo largo de esta semana, DIARIOJURIDICO está dedicando una de sus noticias destacadas a los diferentes trabajos de modernización de la justicia que han sido galardonados por el CGPJ. Hoy os queremos hablar de la Consejería de Justicia de Cataluña, y más concretamente de su Dirección General de Modernización, que ha sido distinguida con el Premio Calidad de la Justicia 2011 que otorga el CGPJ a la experiencia para conseguir una Justicia más eficaz por el sistema de control de piezas de convicción.

Las piezas de convicción son objetos, huellas y vestigios que sirven de prueba para demostrar la culpabilizar de una persona en relación con delitos cometidos. En la mayor parte de los juicios, las piezas de convicción juegan un papel fundamental. En esta línea, la Dirección General de Modernización de la Consejería de Justicia de Catalunya ha desarrollado el sistema de gestión de efectos, un programa informático que gestiona la catalogación, ubicación y almacenamiento en depósitos de las peizas de convicción dependientes de los órganos judiciales en Cataluña.

Francesc Xavier Fabregat Vera, director general de modernización explica en este vídeo que antes se revisaban las piezas de convicción pero se quedaban en un rincón en el juzgado. Ahora, dice, lo que se hace es registrarlas, inventariarlas, establecer un con código de barras y situarlas en el lugar donde deben depositarse en nuestro depósito de convicción. A partir de ahí se fotografían y así evitan que tenga que trasladarse continuamente. En la actualidad ya tienen más de 32.000 fotografías y más de 40.000 piezas catalogadas.

Este programa ha sido diseñado siguiendo los parámetros de definición de las piezas de convicción establecidos por el CGPJ para que esté integrado en el expediente electrónico. Esto conferirá a los secretarios judiciales un mayor control sobre cualquier proceso en juicio. El aplicativo ya ha sido testado con gran éxito en el Partido Judicial del Barcelonés de Cerdanyola del Vallès y ahora se está expendiendo a otros partidos judiciales de Catalunya. Su costo, entre el diseño, la construcción y la puesta en marcha ha escendido a 700.000 euros.

María del Pilar Fernández y Bozal, Consellera de Justicia de Catalunya, considera que la idea es exportable en cualquier comunidad autónoma porqué se ha elaborado teniendo en cuenta todos los requisitos de interoperabilidad exigidos por las leyes estatales y además se ha elaborado «de uno modo suficientemente flexible para que se pueda adaptar a los requisitos de organización de cualquier partido judicial, de cualquier comunidad autónoma del Estado».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.