partoEl Servicio Nacional de Salud (SNS) deberá indemnizar con 260.000 euros a los padres de un niño que sufrió graves lesiones durante un parto, que se produjo el 12 de abril de 2010 en el Hospital Virgen del Camino de Pamplona. Durante el parto, que duró 20 horas, el bebé quedó atrapado por los hombros una vez ya había salido la cabeza, lo que se conoce como distocia de hombros.

Para sacarle se practicó una maniobra conocida como MC Roberts, que según la juez no se realizó correctamente. La titular del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 3 de Pamplona entiende que la “excesiva” fuerza que se usó durante la maniobra fue lo que provocó la rotura de la clavícula y la parálisis del brazo derecho.

Por otro lado, los padres del niño argumentaban que debería haberse practicado la cesárea ante las complicaciones del parto. Sin embargo, la juez ha concluido que continuar con el parto vaginal es una práctica médica aceptada, y que por tanto no se ha producido una infracción de la lex artis, que consiste en no ofrecer una atención médica con las prácticas estándares y aprobadas. Asimismo, considera que la utilización de instrumentos fue correcta para evitar que el parto se alargase más, y niega la pretensión de los padres, que alegaban que faltaba su consentimiento informado para su utilización.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.