Adecco cruzó los datos de Eurostat de 12 de los países más representativos de la Unión Europea.

La comparativa muestra que en España los hombres cobran una media de 29.341 euros brutos anules, mientras que las mujeres perciben tan sólo 22.918 euros al año. Los datos, del cierre de 2008, revelan que la brecha salarial entre ambos sexos es del 34%. La cuarta más alta de Europa.

La evolución de la tendencia, no obstante, resulta positiva, dado que en 2003 España era el segundo país del ranking, con una diferencia de sueldo entre géneros del 38%.

Austria es el país donde las mujeres sufren una mayor discriminación salarial, con una diferencia del 45,6%, seguido por Reino Unido, donde la tasa es del 36,9% y Eslovaquia, con un 35%.

La discriminación, por tanto, no radica en el volumen de la renta, ya que al contrario de lo que pasa con los austriacos y los anglosajones, los españoles y los eslovacos reciben sueldos inferiores a los 27.500 euros anuales que se pagan de media en la UE. En concreto, en el caso de España las retribuciones son un 20% inferiores, sumando 21.500 euros brutos.

Por sectores, mientras que en Europa los servicios privados son los que registran los sueldos más altos, en España son los trabajos asociados a las manufacturas de carácter industrial los que están mejor remunerados, además de ser los que mayor brecha salarial presentan.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.