El estudio, que solicitó las opiniones de 130 letrados in-house y de 80 socios de despachos en todo el mundo, revela que el 78% de ellos creen que la recesión tendrá un efecto duradero en la profesión, y que ahora son el valor y la eficacia los atributos no negociables que buscan los clientes en sus colaboradores jurídicos.

El estudio “Law Firm of the 21st Century: The Clients’ Revolution” (“La firma jurídica del siglo XXI: La revolución de los clientes”) encargado por el bufete internacional Eversheds, revela también que la recesión ha tenido un impacto importante sobre cómo se perciben las firmas jurídicas del “círculo mágico” (“magic circle”), ya que poco más de la mitad de los clientes (51%) y el 46% de los abogados socios describen el término como “caduco”.

Al preguntarles si esta revisión de la jerarquía tradicional de las empresas jurídicas implicaría un cambio beneficioso para el mercado, una mayoría aplastante (el 94% de los clientes y del 81% de los abogados socios), contestaba afirmativamente.

Aunque la recesión ha demostrado ser un catalizador clave de este cambio, el informe resalta otros factores más que han contribuido a ello. El principal (identificado por más de un tercio de los encuestados) es la globalización, especialmente el traslado a Oriente, tanto de las principales empresas jurídicas internacionales como de las del resto de negocios.

Otro impulsor del cambio es el creciente estatus y la profesionalidad del abogado in-house (35%). Tres cuartas partes de estos abogados dijeron que ahora desempeñan en sus empresas un papel de consejero comercial senior mucho más importante que el anterior a la recesión, con un 55% de ellos asumiendo más responsabilidades de gobierno corporativo.

La tecnología ha sido también un factor para el cambio: más de la mitad de los clientes (58%) habían utilizado la tecnología para la provisión más eficaz de servicios jurídicos, mientras que la Legal Services Act (Acta de Servicios Jurídicos) ha tenido un menor impacto del esperado según los abogados del Reino Unido.

Bryan Hughes, Director Ejecutivo de Eversheds, ha comentado respecto a los resultados: “Cuando realizamos nuestro primer estudio sobre el sector jurídico hace dos años (“El despacho jurídico del Siglo XXI”), descubrimos que muchos socios de las firmas legales se resistían a los cambios, a pesar de que sus clientes los estaban pidiendo. Por ejemplo, hace dos años sólo un 22% de clientes y un 48% de socios veían la facturación por servicio como una tendencia de futuro. Ahora, el 86% de los clientes y el 88% de los socios dicen que es una forma frecuente o más habitual de facturación.

Tan fundamental como la globalización y el incremento en la utilización de la tecnología para aportar eficiencia, ha sido el traslado del poder hacia el cliente, debido en gran medida a que los letrados in-house han asumido un papel comercial más importante dentro de sus empresas. Esto afectará enormemente al sector legal, al reducir la carga de trabajo de las firma de abogados.”

El estudio también perfila la desaparición de los honorarios por horas, que pasa a considerarse un método más de facturación, en vez del único. Aunque muchos socios de firmas jurídicas se están adaptando a los cambios, concretamente en el aspecto señalado y en los servicios de valor añadido (el 63% de los clientes indicaron que reciben más valor por su dinero desde que comenzó la recesión mediante extras, como secondees gratuitos), muchos siguen sin proporcionar a sus clientes lo que demandan. Dos terceras partes de los directores de los departamentos legales de las empresas han exigido honorarios más bajos a sus abogados externos, y el 47% de los socios reconocen que esa es la prioridad absoluta de sus clientes. Sin embargo, sólo el 25% de los socios están ofreciendo tarifas reducidas reales.

Bryan Hughes continúa: “Las empresas jurídicas necesitan demostrar dónde pueden aportar valor añadido al equipo in-house del cliente. Ahora, el 87% de los clientes dicen que los servicios de valor añadido tales como secondees o el acceso gratuito a recursos de gestión de información juegan un papel crucial en su decisión de contratar a empresas jurídicas externas.

El cambio que según las predicciones tendría lugar a lo largo de los próximos 10 años ya ha llegado, y serán las empresas que respondan a las tendencias identificadas en el estudio las que obtengan verdaderos beneficios.”

Richard Given, Director Jurídico de Cisco para Mercados Emergentes, añade: “Las empresas jurídicas necesitan asegurarse de que escuchan a sus clientes, de que comprenden sus necesidades y de reconocer que habrá cambios. Las empresas no pueden seguir creyendo que la facturación por horas es una manera aceptable de facturar; el mercado está en un punto de inflexión y quienes respondan al cambio conformarán ‘la próxima generación.”

Por su parte, Lupicinio Rodríguez, Socio Director de Eversheds en España, declara: “Eversheds Lupicinio ya iba en esa línea, y el reciente estudio de Eversheds International confirma que es el rumbo correcto. Hace ya tiempo que pregonamos que nuestros abogados son capaces de proponer un presupuesto cerrado, porque estudian el caso, tienen mucha experiencia y conocen bien el mercado. Toda crisis es cambio, y creo que nosotros ya lo hemos hecho.”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.