Tres socios fundadores de la Asociación de Usuarios Financieros, redactaron la demanda que el Tribunal Supremo acaba de ratificar. 

sentencia hipoteca multidivisa

El socio de ASUFIN, que ganó en primera instancia y que perdió en la AP el recurso interpuesto por Barclays, decidió llegar hasta el final convencido de que tenía la razón y de que su caso ayudaría a miles de afectados.

Hoy es un día para celebrar en ASUFIN, ya que la lotería en forma de sentencia ha llegado para cerca de 70.000 familias que contrataron una hipoteca multidivisa. El Tribunal Supremo se ha pronunciado semanas después de lo esperado, pero lo ha hecho con contundencia en este sentido: “La sala estima que las cláusulas cuestionadas no superan el control de transparencia y casa la sentencia recurrida, declarando la nulidad parcial del préstamo y la eliminación de las referencias a la denominación en divisas”

El préstamo quedará referenciado a euros porque la nulidad total del contrato, supondría un serio perjuicio para el consumidor “que se vería obligado a devolver de una sola vez la totalidad del capital pendiente de amortizar”.

Esta sentencia llega dos meses después de que el TJUE, el pasado 20 de septiembre, considerase abusiva esta cláusula por falta de transparencia, dejando claro entonces, el Alto Tribunal que este producto era un abuso para los consumidores, al no informarles claramente de los riesgos que conllevaba su contratación.

ASUFIN, que cuenta con mas de 3000 afectados por hipoteca multidivisa entre sus asociados, defendió siempre que nos hallábamos frente a un producto complejo que se vendió a los consumidores sin informarles de los riesgos, por lo que esa falta de transparencia de las entidades bancarias impedía a los consumidores dar un consentimiento formado.

Patricia Suárez, presidenta de la Asociación, tenía muchas esperanzas en este fallo: “Estamos muy orgullosos del resultado. En ASUFIN venimos defendiendo que las cláusulas de la hipoteca Multidivisa no superan  el control de transparencia y así lo plasmamos en la demanda los socios fundadores que nos encargamos de su redacción”.

Han sido años de lucha que Suárez recuerda: “Cuando el socio de ASUFIN afectado por una Multidivisa tocó la puerta de la asociación hace ya años, nos comprometimos con su defensa y la de miles de afectados por este tipo de hipotecas. Desde entonces hemos celebrado cada éxito, tanto de nuestros socios como del resto, como propios, y hemos colaborado siempre con cualquier interesado en erradicar estos abusos”.

El socio de ASUFIN, cuyo caso se ha llevado al Supremo, ganó en primera instancia, pero posteriormente la Audiencia Provincial  falló a favor de Barclays (ahora Caixabank). El afectado no se dio por vencido y quiso llevar su caso al Tribunal Supremo, cuya demanda fue redactada por la abogada Patricia Gabeiras (partidaria de que se considerara esta cláusula como un derivado financiero), y por dos socios fundadores mas, entre los que se encontraba la presidenta de ASUFIN, Patricia Suárez (convencidos de que la falta de transparencia era causa de nulidad). El Supremo la admitió a trámite y por fin esta semana, ha dictado esta sentencia que recoge la falta de transparencia en este producto hipotecario.

El ponente de esta sentencia ha sido el magistrado Rafael Sarazá, quien ya dictara la pionera sentencia de hipoteca multidivisa del TS del 30 de junio de 2015. Aquel fallo, en el que se decía que este producto era un derivado financiero intrínseco, permitió que muchas demandas se ganaran.

Este camino de éxitos tendría que culminar con una posición clara y contundente del Gobierno en la nueva Ley Hipotecaria, que se tramitará durante los próximos meses.

La sentencia devolverá a miles de afectados y sus familias una tranquilidad que hace años desapareció de sus hogares. Recordemos que durante la burbuja inmobiliaria mas de 70.000 familias contrataron un hipoteca en yenes o francos suizos. Lo hicieron aconsejadas por las entidades bancarias que presentaron este producto como un ahorro seguro, carente de riesgo.

Cuando el euro bajó, todas estas familias se vieron atrapadas en una espiral de subidas constantes. Se rompieron matrimonios, se procedió a desahucios y enfermaron de ansiedad y depresión. ASUFIN seguirá luchando para devolverles lo que les quitaron.

El Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo ha estimado el recurso de casación interpuesto por los prestatarios contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que desestimó la demanda en la que solicitaban la nulidad de las cláusulas multidivisa de un préstamo hipotecario concertado con Barclays Bank.

La Sala estima que las cláusulas cuestionadas no superan el control de transparencia y casa la sentencia recurrida, declarando la nulidad parcial del préstamo y la eliminación de las referencias a la denominación en divisas del préstamo, que queda como un préstamo concedido en euros y amortizado en euros.

En este sentido, entiende que la nulidad total supondría un serio perjuicio para el consumidor, que se vería obligado a devolver de una sola vez la totalidad del capital pendiente de amortizar, y que la nulidad parcial es posible por el régimen contractual previsto en el préstamo hipotecario.

Consulta la sentencia AQUÍ