El alcalde reivindicó «rotundamente» que Vic no es xenófoba sino pionera en modelo de integración y que lo seguirá siendo, pero reclamó «un orden legal». Pidió al Estado que cumpla y que haga cumplir la Ley de Extranjería, también en favor de la inmigración, y que ayude económicamente y de forma directa a los ayuntamientos para atender las necesidades de los inmigrantes en situación irregular.

La conclusión que extrajo de la controversia generada es que a la sociedad le interesa hablar de inmigración, y pidió un debate más tranquilo sobre la cuestión para evitar costes sociales en el futuro.

Hace falta «orden, transparencia y hablar abiertamente de inmigración», dijo, y justificó la propuesta del Ayuntamiento como medio para fomentar la cohesión social y la plena integración.

Agradeció el apoyo de los vicenses a la apuesta del equipo de gobierno –formado por CiU, ERC y PSC– por ser «riguroso y recto», así como la defensa de Vic por parte de diversos colectivos de inmigrantes ante las críticas vertidas a la ciudad en los últimos días.

El portavoz de la Asociación Cultural Subsahariana y Amigos de Osona (Acsao), Malan, mostró su satisfacción por el acatamiento, pero reiteró que los vicenses son «gente muy amable», y que nunca ha tenido problemas con los autóctonos.

El miembro de la Asociación de Ayuda Mútua entre Inmigrantes de UGT, Youssef Alawi, admitió que la inmigración es un tema «muy complejo» y que una cierta confrontación es «normal y corriente». Sin embargo, evitó valorar las implicaciones éticas de aceptar a inmigrantes sin permiso de trabajo, según señaló el alcalde días atrás.

Acompañaron al alcalde en rueda de prensa el primer teniente de alcalde, Xavier Solà (CiU); el portavoz del PSC en el Ayuntamiento y concejal de Economía y Hacienda, Josep Burgaya, y el portavoz de ERC en el Consitorio y concejal de Acción Social y Ciudadanía, Joan López.

Asistieron el tercer teniente de alcalde y concejal de Régimen Interior y Participación Ciudadana, Josep Rafús (CiU); el quinto teniente y concejal de Recursos Humanos y Servicios, Antoni Serrat (CiU) y el concejal de Urbanismo, Àlvar Solà (CiU).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.