foto-entRosa Nieto es una de las dos socias de Nieto & Sanz Abogados, una aventura conjunta de dos abogadas con una larga experiencia. Su receta para el éxito: especialización y unión de esfuerzos. Su mensaje para los afectados por las cláusulas suelo: “Si tienes una cláusula abusiva reclama siempre porque se consiguen resultados”.

¿Qué temas tocáis en Nieto & Sanz Abogados?

Principalmente llevamos temas de reclamación de cláusula suelo y otros temas bancarios; temas de reclamaciones de indemnizaciones por responsabilidad civil de todos los tipos, desde accidentes hasta negligencias profesionales, y también temas laborales. Aunque sobretodo los dos primeros.

Vuestro despacho es muy nuevo ¿Cómo habéis captado clientes?

Nosotras captamos muchos clientes a través de internet, por ejemplo desde Lexdir. Para nosotras internet es muy importante porque supone una gran entrada de clientes. Y estos clientes llevan nuevos clientes a través de la recomendación. A veces incluso tenemos los mismos clientes más de una vez porque aunque tratamos temas muy concretos, como la cláusula suelo,  los clientes que llegan por estos temas si luego necesitan alguna otra gestión también te la encomiendan porque confían en ti.

Hablemos pues del tema de moda ¿Cómo es posible que los bancos introdujeran sistemáticamente cláusulas suelo abusivas en las hipotecas?

Lo que ha habido aquí es una gran evolución. Al principio no se sabía qué eran. Esto empieza realmente el año pasado, a raíz de la sentencia de 9 de mayo del Tribunal Supremo que eliminó las cláusulas suelo de unas hipotecas del BBVA, que es la entidad más afectada. Al principio la gente estaba expectante a ver qué pasaba, a ver si realmente se podía quitar la cláusula y si se podía reclamar la cantidad, si tenía efectos retroactivos o no, si era caso por caso, si se podía hacer de forma conjunta, etc. Todo esto ha sido un proceso que se ha clarificado muchísimo, de modo que ahora ya sabemos el modus operandi de cada entidad. Cuando preguntamos a un cliente con qué entidad tiene la hipoteca ya sabemos cuál va a ser el resultado de la gestión. Realmente ahora mucha gente se ha dado cuenta de que es un tema que funciona, que se puede conseguir y por tanto el incremento de demandas es considerable.

De todas formas, ¿responde esta situación también a un fallo de los organismos que deben velar por los derechos del consumidor?

Yo creo que es un tema que no hay que tratar a nivel de asociaciones sino que es absolutamente particular. Los bancos no pactan con las asociaciones sino con abogados privados, principalmente porque quieren confidencialidad. Por eso creo que las asociaciones en este aspecto no son muy útiles. Si son interesantes a nivel informativo, pero a efectos prácticos no aportan solución. De hecho se debería haber combatido de otra forma, dando información antes de que se suscribieran estas hipotecas, no después. Hubiera sido necesaria información preventiva que nadie ha tenido.

¿Qué recomendaría a una persona que cree que su contrato de hipoteca puede contener una cláusula abusiva?

Lo primero que tiene que hacer es comprobar si la tiene, en que condiciones se firmó y, si realmente tiene una cláusula de este tipo, que reclame siempre. Porque con la reclamación se consiguen siempre resultados, por un lado o por otro, es decir, sea la eliminación de la cláusula en su hipoteca, sea la devolución de las cantidades. Es una cuestión que no hay que dejar parada porque se puede conseguir. Los bancos siempre pondrán trabas, siempre le dirán que es una cuestión que se firmó notarialmente, una cuestión que se negoció, etc. pero no es cierto. El consumidor tiene una posición preferente en ese aspecto y vale la pena luchar por ello.

¿Siempre hay que ir a juicio?

Depende de la entidad. Yo no puedo decir cual, porque tengo un acuerdo de confidencialidad pero realmente hay entidades que nunca llegan a juicio. Pero sí hay que hacer la demanda porque es su protocolo.

¿Habrá un antes y un después para los bancos en materia de hipotecas? ¿Procurarán no vulnerar la legislación de protección del consumidor?

Totalmente, lo que pasa que los bancos siempre tienen instrumentos legales para conseguir anticiparse a lo que el resto de población no sabemos. Es decir, yo creo y estoy convencida que ellos tienen una previsión de la economía que nosotros no tenemos. De hecho, hay estudios económicos que demuestran que el tema de la cláusula suelo se hizo para blindar la bajada del euríbor y esto evidentemente se ha producido. Por lo tanto, por un lado es evidente que los bancos se lo van a pensar dos veces antes de hacer una hipoteca que no cumpla los requisitos de la ley de consumidores pero tenemos que tener en cuenta que tenemos un contrario potente.

Y en vuestro otro gran tema, el de la Responsabilidad Civil, ¿detectáis nuevas tendencias?

En este tema nos encontramos muchas negligencias profesionales, por desgracia. No sólo en asuntos médicos, que es bastante frecuente y muy conocido, sino también en aspectos jurídicos. Últimamente tenemos muchas reclamaciones de profesionales liberales que no cumplen las expectativas de sus clientes. Por eso podríamos pensar que el tema de tocar temas demasiado generalistas no siempre es lo más conveniente. Hay temas que todos los abogados podemos llevar y hay temas que no, temas de derecho fiscal o de derecho laboral que si no hay una especialización se pueden producir una serie de consecuencias indeseables. Estas reclamaciones están subiendo bastante últimamente, ahora hay más control por parte de los organismos públicos. Antes también había actuaciones como estas pero sin consecuencias y esto está cambiando.

¿Cómo ve el futuro del sector?

Yo creo que es fundamental la existencia de los despachos colectivos, el personal liberal único no tiene cabida. La colaboración entre despachos es esencial, por lo que digo de ofrecer un servicio integral. En la situación actual en que la sociedad se encuentra muchas problemáticas, el tema del derecho es de los menos afectados por la crisis económica

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.