Despachos de abogados en Palma de Mallorca quieren acercarse a todo tipo de público como abogados preventivos y no como abogados de urgencias.

castell abogadosEncontrar abogados en Palma de Mallorca, de proximidad y confianza, es todo un reto para muchas de las personas que viven en Mallorca. La oferta y la competencia es cada vez más latente, mientras que continúa el tabú de ir a hablar con un abogado para prevenir futuros problemas en cualquier ámbito.

En Castell Abogados, desde nuestro despacho situado en el centro de la ciudad balear, apostamos por normalizar todas las consultas que tenga un particular con un abogado de confianza. Muchos de los problemas que tiene la gente en su día a día, desde impagos de alquileres, a contratos de trabajo, incluso temas penales, se podrían evitar si antes se hubiera consultado con un abogado. Estas consultas, que cabe recordar que la primera es siempre gratuita, pueden salvarnos de problemas cometidos por la falta de conocimiento en la materia. Muchas veces, por desconocimiento de los límites del derecho, aceptamos que otros actúen de una forma u otra con nosotros o somos nosotros los que nos extra limitamos y tenemos consecuencias judiciales.

En derecho hay un principio que indica que el desconocimiento o la ignorancia de la ley no sirve de excusa para su cumplimiento (ignorantia juris non excusat o ignorantia legis neminem excusat). Por ello, hay que poner en valor el trabajo que realizan los abogados a la hora de informarnos de las consecuencias de los actos con el obejtivo de prevenir problemas.

Es importante normalizar las consultas asiduas, así como poner en manos de buenos abogados los conflictos judiciales que uno tenga. A esto se le llama lo que se conoce como “abogacía preventiva”, un concepto que implica tener a mano a un abogado casi en tu día a día.

Esta idea no es algo que esté muy arraigado en la sociedad de hoy en día, o al menos en nuestro país. En otros países europeos es algo muy común. El abogado forma parte del círculo más cercano de la gente y es consultado de forma habitual por cualquier tema. En Reino Unido, la figura del abogado se llama también solicitor y counselor, en referencia a esta figura de acompañamiento y consejero de los particulares.

A la hora de elegir a un abogado en Palma de Mallorca, desde nuestro despacho siempre decimos que éste tiene que transmitir total confianza. Abogamos por una práctica transparente, cercana y próxima con el cliente, para que note cómo nos implicamos en su caso como si fuera nuestro. La empatía será fundamental para transmitir a nuestros clientes que la abogacía es sinónimo de tranquilidad. En los tiempos que corren, vale más prevenir que curar y ahorrarnos algún disgusto.

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.