Las cláusulas suelo en un préstamo hipotecario son aquellas que se incluyen en algunos contratos y que establecen que, por mucho que baje el interés de referencia, siempre se va a pagar el tipo de interés mínimo establecido como “suelo”. Cuando la acotación de interés hipotecario es a la baja, la cláusula fija un tipo de interés que sirve como tope del tipo pactado, garantizando así al banco unos intereses mínimos en la concesión de los créditos.

En España, los préstamos hipotecarios afectados por cláusula suelo sieguen siendo numerosos, pero es completamente viable reclamar y solicitar la devolución de las cantidades abonadas a lo largo de toda la vida del contrato gracias a la jurisprudencia del Tribunal Supremo y del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

La Sentencia nº 241/2013 del Tribunal Supremo establece claramente que “las cláusulas suelo son lícitas siempre que su transparencia permita al consumidor identificar la cláusula como definidora del objeto principal del contrato y conocer el real reparto de riesgos de la variabilidad de los tipos”.

Esto significa que el consumidor debe estar perfectamente informado del comportamiento que puede tener el índice de referencia al menos a corto plazo. Por eso, en aquellos casos en los que hubo falta de transparencia por parte del banco a la hora de llevar a cabo la firma del préstamo hipotecario, se considera que la cláusula suelo es abusiva.

Así pues, todo afectado por cláusulas suelo en su hipoteca tiene derecho a interponer una reclamación no solo para eliminar la cláusula suelo, sino también para solicitar la devolución de las cantidades satisfechas de más de forma injusta. La cuestión es que este tipo de reclamaciones plantean todavía hoy muchas dudas y el temor a procedimiento judicial ha hecho que muchos afectados no hayan decidido reclamar las cantidades abonadas de más.

¿Cómo te pueden ayudar tus abogados especialistas en cláusulas de suelo a saber si mi hipoteca tiene cláusula suelo?

Para saber si tu hipoteca tiene cláusula suelo, debes mirar los recibos del pago de las cuotas y comprobar si en todos se aplica el mismo interés. Debería hacerte sospechar si, a pesar de que los tipos de interés hayan bajado considerablemente en los últimos años, tu hipoteca no ha bajado y has ido pagando lo mismo cada mes.

Después de revisar los recibos y comprobar que no han variado, tendremos que mirar en la escritura del préstamo. Generalmente, la cláusula suelo se encuentra en la cláusula 3 bis y se llama “limites a la variabilidad del tipo de interés” o similares. Si verificas que tu contrato, efectivamente, incluye cláusula suelo, es el momento de acudir a un abogado especializado en cláusulas suelo para reclamar y conseguir que se elimine.

¿Cómo eliminar la cláusula suelo de mi hipoteca?

La forma más eficaz de reclamar y eliminar la cláusula suelo de tu hipoteca es a través de Vecindia, un equipo de abogados especialistas en cláusulas de suelo en Madrid con mucha experiencia en este tipo de casos. Habiendo ganado numerosas sentencias a favor de los afectados. Nuestro despacho podrá a tu entera disposición a un abogado especialista en este terreno para interponer tu reclamación ante los tribunales.

Si tu banco no te ha ofrecido eliminar esta cláusula de tu hipoteca, en Vecindia te damos la oportunidad de proteger tu patrimonio y recuperar los intereses que has pagado años atrás al banco de manera injusta. Te ayudaremos a modificar las abusivas condiciones de tu contrato hipotecario que está haciendo que cada mes pagues entre 150 y 200 euros de más.

Los abogados especialistas en cláusulas suelo de Vecindia se reunirán contigo antes de interponer la demanda en la que te solicitarán la documentación necesaria que habrá que aportar: escritura de la hipoteca, escritura de subrogación si la hubiera y cualquier comunicación que se haya mantenido con el banco. Nuestro equipo analizará toda esta información para valorar si es recomendable iniciar la demanda en función de las posibilidades de éxito. Aunque en la gran mayoría de los casos merece la pena dada la avalada jurisprudencia.

La inmensa mayoría de la sentencias pronunciadas en los últimos años están dando la razón a los afectados  y obligando a los bancos a eliminar las cláusulas suelos de los contratos hipotecarios. La cuestión es que, aun sabiendo el grave perjuicio económico que están ocasionando a sus clientes, los bancos se mantienen intactos ante la oleada de resoluciones en su contra, lo que hace que la única manera de eliminar la cláusula suelo de una hipoteca sea a través de una demanda en los juzgados.

Si deseas más información, puedes contactar con VECINDIA.