La directora de la Fiscalía, Marianne Ny, había indicado previamente en un comunicado que necesitan «interrogar» a Assange en el marco de la investigación por la denuncia presentada el pasado agosto por dos mujeres que le acusaron de violación y de agresión sexual.

«Hasta ahora no hemos podido reunirnos con él para llevar a cabo los interrogatorios», había explicado.

Aunque en agosto se emitió una orden de arresto en su contra, ésta fue anulada posteriormente, ya que los cargos por violación habían sido retirados. Sin embargo, seguía siendo sospechoso de acoso sexual.

No obstante, la investigación por violación se reabrió en septiembre pero la Fiscalía no había solicitado hasta ahora formalmente su detención.

Assange, de nacionalidad australiana, asegura que las acusaciones en su contra forman parte de una «campaña difamatoria» contra su página web, que ha publicado en los últimos meses miles de documentos secretos estadounidenses sobre las guerras de Irak y Afganistán.

El fundador de Wikileaks ha reconocido que conoció a las dos mujeres pero niega que haya mantenido nunca relaciones sexuales no consentidas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.