El juez consideró que la labor de Atrápalo “no causa perjuicio alguno a la compañía irlandesa”, según explicó el portal en un comunicado.

La resolución también reconoce a Atrápalo como “agencia de viajes legalmente acreditada y, por tanto, con la capacidad para desarrollar dicha actividad”.

Asimismo, señala que la agencia de viajes ‘online’ “no precisa de la autorización de Ryanair para llevar a cabo su actividad de mediación” y que redirecciona correctamente a sus clientes a la información de las compañías aéreas, con las que los usuarios acaban formalizando la adquisición de un billete.

El juez reconoció en la sentencia que Internet es una “inmensa red que conecta a muchas personas” y permite la comunicación y el intercambio de información, con lo que “si la compañía aérea recurre a este canal para hacer públicos sus vuelos y tarifas, no puede ofrecer límites al conocimiento de sus servicios entre los usuarios”.

“Una vez clarificados los aspectos legales, Atrápalo podrá continuar intermediando en la venta de billetes de Ryanair con todas las garantías legales manteniendo así, una oferta completa de todas las compañías aéreas en un solo buscador”, recalcó la agencia de viajes ‘online’.

El director general de Viajes de Atrápalo, Ignacio Giral, consideró que el gran “beneficiado” por la sentencia es el consumidor, teniendo en cuenta que no se limita el “derecho legítimo” de acceder al máximo de información y podrá comparar y escoger las compañías y tarifas que mejor su ajustan a sus necesidades.

Ryanair amenazó este verano con la cancelación de miles de reservas de sus propios clientes por haber sido realizadas a través de agencias de viaje ‘online’, al considerar que esta práctica atenta contra sus términos y condiciones y que la tecnología empleada ralentiza el funcionamiento de su propia página para otros usuarios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.