Así lo constatan en una encuesta las empresas del Ibex con presencia en la región, que señalan que las perspectivas económicas de la mayoría de países latinoamericanos son las mejores del mundo y están muy por encima del nivel que van a alcanzar EE UU, la Unión Europea o Asia el próximo año.

Ésta es una de las conclusiones del tercer informe Panorama de Inversión en Latinoamérica 2010, elaborado por el Instituto de Empresa y Kreab & Gavin Anderson, en el que el 86% de los encuestados afirma que está buscando oportunidades de negocio en este mercado, en especial a través del crecimiento orgánico, ante la falta de crédito para formalizar adquisiciones o compras.

Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor del Instituto de Empresa (IE) y uno de los coordinadores del trabajo, señala que la mayoría de las empresas españolas ya dan por finalizada la crisis en Latinoamérica y confirma que el apetito inversor se centrará fundamentalmente en Brasil y México.

«El 60% de las empresas consultadas tiene previsto aumentar su presencia en esos dos mercados en 2010 y eso se debe en gran medida a las expectativas que genera su mercado interno», recalca. «El desarrollo que han alcanzado ambas sociedades es muy elevado y eso ha provocado un fuerte incremento de la renta, del consumo y una consolidación de la estabilidad social y económica».

Pese a estas perspectivas optimistas, México y Brasil afrontan serios obstáculos para completar su progresión. En el caso de México, Martínez Lázaro afirma que tendrá que recuperarse del fuerte deterioro que va a sufrir su economía este año.

«Es la economía latinoamericana que más va a caer en 2009, en torno a siete puntos del PIB, por su fuerte dependencia de EE UU (el 80% de sus exportaciones se destinan allí) y por el impacto negativo que tuvo la Gripe A en el segundo trimestre», señala el profesor del IE, que apunta al déficit de infraestructuras como el principal obstáculo para el desarrollo de Brasil.

«Va a tener que hacer un esfuerzo terrible para evitar que las infraestructuras que va a construir para el Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 no estrangulen el crecimiento económico», apunta.

Esos dos acontecimientos van a requerir inversores extranjeros para la realización de las obras y pueden suponer, a su juicio, una oportunidad para las empresas ya instaladas. En el primer trimestre de 2009, Brasil fue el quinto destino de la inversión española.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.