Nuestra entrevistada advierte que el tiempo ha pasado de forma muy deprisa pero no está arrepentida de la decisión que tomó hace más de un año. Dejar un despacho asentado y emprender la aventura empresarial en los tiempos que corren. “Estoy satisfecha de la decisión tomada, aquel equipo pequeño que pusimos en marcha es hoy un grupo de veinticinco profesionales”, confiesa Antonia Magdaleno en las oficinas de su despacho en la capital de España.  Su firma que toma su nombre, coodirigida con otros cuatro socios tiene también oficinas en Barcelona, de reciente puesta en marcha y Valencia.  “Es posible que a medio plazo nos ubiquemos en otros lugares de España pero siempre de la mano de un despacho de referencia de esa zona”.  Ahora hay que seguir  con la firma, centrada también en los concursos, de donde ella es una referencia en nuestro país, arbitraje y reestructuraciones empresariales.

Magdaleno&Ramos, sociedad especializada en administración concursal, ha abierto despacho en Barcelona en el marco de la estrategia de crecimiento diseñada por la firma para los próximos dos años y por la que pretende tener presencia en las principales capitales españolas.

Su expansión en Barcelona nace a través de la unión con una firma de abogados catalana con más de veinte años de experiencia en el ámbito mercantil y procesal, Vives Abogados, dirigida por Joan Vives.

Magdaleno&Ramos, dirigida por el economista José Luis Ramos Fortea y la abogado Antonia Magdaleno,  integra un equipo de 25 profesionales de ambas disciplinas que, a la especialidad de concursal, suman también las de procesal, mercantil, penal económico, gestión de riesgos, diagnóstico económico y financiero, refinanciaciones y el diseño de planes de negocio e inversión.

Antonia Magdaleno es, además, socia directora de Antonia Magdaleno Abogados, con oficinas en Madrid y Valencia. Cuenta con gran experiencia tanto en la representación a empresas concursadas o a acreedores, como en el cargo de administradora concursal. De hecho, ha sido designada como tal por diferentes juzgados de lo mercantil de España (Valencia, Alicante, Castellón, Bilbao, La Coruña, Vigo y Madrid) y ha llevado la administración de concursos de tanta responsabilidad como los de Martinsa, Marsans, Llanera, Supermercados Madrid o los astilleros Vulcano, entre otros.

Hablamos en la amplia sala de juntas de su oficina madrileña. Es primera hora de la mañana y aún la actividad del despacho no se ha desplegado con toda su intensidad. Antonia Magdaleno nos recibe sobre una sonrisa. Respira aliviada cuando sabe que queremos conocer a la mujer empresaria y no a la concursalista.

 Por su parte, José Luis Ramos Fortea –quien dirige JL Ramos y asociados- está especializado en dirección y gestión empresarial y ha participado también en la administración de concursos como Llanera, Ferrys y Cosesa, entre otros. Cuenta, además, con una dilatada experiencia como interventor en suspensiones de pagos y comisario o síndico en quiebras durante 30 años.

 Sra Magdaleno ¿En qué momento toma la decisión de dejar un despacho estable como Broseta y poner en marcha su despacho propio profesional?

Al final te das cuenta que confluyen varias cosas en el mismo momento; es cierto que tenía una carrera consolidada pero no estaba del todo a gusto en un gran despacho multidisciplinar como el que estaba. Sé que funcionan muy bien pero no encajan con mi forma de ver la abogacía.

Concibo la abogacía de otra forma; más familiar de trato más directo con el cliente. La verdad que a lo largo de mi carrera he mantenido la especialización como una de las señas de identidad. Soy procesalista siempre me he movido en ese ámbito y donde puedo ofrecer un valor añadido al cliente es en esos ámbitos litigioso, arbitral y concursal

Este momento era el momento, ahí estaba mi experiencia y la edad que ya tengo (sonríe), hacia que tenía que tomar una decisión y poner en marcha los proyectos que uno quiere hacer para que no fuera tarde

¿Qué hueco pretende ocupar Antonia Magdaleno abogados en este sector tan complejo como es de la abogacía?

Queremos reivindicar la calidad en nuestro ejercicio profesional conjugándole con la cercanía de un pequeño despacho. Es fundamental el punto de vista que toman las pequeñas firmas sobre lo que es la abogacía, creo que más personal y familiar que en las grandes estructuras como antes le comentaba.

Desde esta perspectiva le comento que hay un buen nicho de mercado donde trabajar en la abogacía siguiendo estos parámetros. Hasta ahora no podemos quejarnos, realmente nuestra aventura empresarial esta funcionando en estos momentos.

Por sus palabras, parece que la abogacía está más deshumanizada cuanto más crece…

Hay que darse cuenta que las grandes estructuras son muy válidas para grandes temas u operaciones de una forma concreta. Si tienes que hacer grandes due dilligence o grandes fusiones son el compañero ideal

Por otro lado, son menos adecuadas para otros entramados o contexto empresariales. Realmente no acabo de ver su nicho en cuestiones muy especializadas.  Al final cuando más grande es la estructura menos cercanía tiene con el cliente final

Te das cuenta que las personas que hablan con el cliente no le conocen y eso entiendo que no es bueno. Creo que la comunicación debe fluir  y no se entiende que la empresa que contrata un servicio conozca a un socio y nada más, como sucede en varios casos.

Habla del cliente, un cliente que ahora parece que tiene más peso en la relación con el propio despacho de abogado…

A nivel de honorarios también la clave está en que te adaptes a cada empresa. Ahora es lógico hacerlo en época de crisis pero cuando pase este mal momento, pensamos seguir haciéndolo, desde luego.

El trabajo de abogados parte de una relación de confianza y donde el cliente debe sentirse lo más cómodo posible. En este tema es fundamental explicarle bien las cosas y que no le sorprenda cuando le vayas a pasar tu minuta

Por lo que me dice, hablar de facturación por horas es muy complicado…

A este respecto tengo que confesarle una cosa, cuando abrimos este despacho mis socios y yo, tuvimos claro que no íbamos a trabajar por horas ni íbamos a computar las horas que se trabajaban.

Otra cuestión es que algún cliente te lo pida de forma excepcional. Y entonces tu obligación es adaptarte a lo que te digan a este respecto.  Reconozco que esta tesitura no nos gusta pero podemos hacerlo si nos lo piden.

¿Ha notado más cultura jurídica en las empresas a la hora de contratarles sus servicios?

Sin duda se nota que tienen más información y curiosidad sobre este tema.  Ahora no puedes acomodarte cuando te incorporas a un cliente; es posible que esa empresa pueda pedir otra opinión y  coteje tu trabajo que haces. Se ha terminado la fidelidad por parte de los clientes

Una curiosidad, ¿Cómo combina la actividad de dirección del despacho con la gestión de los clientes?

Tengo la suerte que el trabajo se divide entre los cuatro socios que constituyen la parte directiva de la empresa.  A nivel directivo, también pasa igual, esta oficina en la que estamos la dirige uno de ellos. Lo mismo pasa con la oficina de Valencia.

A la vez contamos con una persona que se encarga de las labores de gestión , como si fuera un  gerente del propio despacho.  De esta forma puedo centrarme en los grandes problemas del despacho que son pocos, afortunadamente y al trabajo de abogado que es realmente lo que me gusta.

¿Se le ha pasado en algún momento abandonar la profesión de abogado por gestionar el despacho, como han hecho otros grandes abogados?

Es impensable (sonríe). Me gusta ejercer mucho la profesión y es impensable que pudiera quedarme en un despacho sin hacer lo que me gusta..

¿Dónde está la clave para fidelizar a un cliente, según su experiencia como empresaria?

Es posible que lo que diga no sea muy original. Al final quieres que te traten como te gustaría que te tratase.  El cliente debe sentirse en casa cuando va a tu despacho. A fin de cuentas va a confiarte un problema y debe sentirse cómodo para que le puedas ayudar

Comparte usted el punto de vista que no existe mucha comunicación entre cliente y abogado?

La verdad es que parte de razón si tienen, a veces los abogados somos complicados de localizar y el cliente debe persistir. Esto hace que tengas que explicar muy bien tu trabajo y cómo lo haces. Nadie nace con conocimientos jurídicos y ahí tienes como abogado una labor pedagógica que realizar.

Aparte de eso, es fundamental tenerle informado de todo lo que se haga para evitar su nerviosismo.  Hay muchos abogados que se empeñan en vivir de espaldas al cliente. Y hay que darse cuenta que el problema es el cliente, quien lo sufre. Necesita estar informado y entender lo que está pasando a su alrededor

Cuando hablamos de marketing jurídico, es una realidad constatable o algo pasajero, como si fuera una moda…

No creo que sea una moda. Aunque habrá que ver como definimos marketing. Si es una forma de vender producto podemos entenderlo asi.

Vender servicios jurídicos tiene su complejidad. Hablamos de intangibles similares a la labor de un arquitecto o médico que no creo que hagan cosas diferentes a nosotros.

La expansión de la firma va a Barcelona, ¿Cuál es el motivo de ello?

Catalunya es una zona donde nos sentimos muy cómodos trabajando. Recuerdo que ya el pasado año tuvimos un concurso muy importante. Esto es como todo, tu vas donde tus clientes te llevan. Al final nos ha ido entrando más trabajo y más clientes.

Por esta cercanía de la que he hablo del trato con el cliente, pensamos que era el momento de ubicarnos allí, en colaboración con uno de los despachos catalanes de mayor prestigio que se integra bajo nuestra identidad corporativa en nuestra organización.

Hay expansión de firmas y fusiones pero pocas mujeres directivas de bufetes…

Todavía las condiciones para llegar a puestos directivos que se nos piden a las mujeres son muy complicadas.  Sigue habiendo cierto machismo en las grandes estructuras y muchos problemas para conciliar la vida familiar con la personal.

Al final confluyen todos estos factores en una mezcla y evita que otras compañeras ocupen lugares de relieve en la empresa

Y hay machismo en la abogacía, desde su punto de vista…

Si (contesta con rotundidad).  Ya lo creo que lo hay…

¿Cómo han pensado la expansión de la firma en los próximos años?

De momento la idea de abrir nuevas oficinas no está del todo perfilada.  Hasta ahora con las que tenemos podemos abarcar toda España; en mi caso reconozco que hay bastante trabajo en el norte del país; Galicia y País Vasco. También estamos trabajando en Andalucía un poco y de momento no tenemos la necesidad pensada de ubicarnos en otro lugar

Pero el mercado es asi. Si de repente notamos que hay esa necesidad; que se ha incrementado el trabajo porque tenemos más clientes, tomaremos en su momento la decisión más adecuada al respecto.

Lo que si puedo decirle es que no hay una ruta prediseñada al respecto en esta expansión. A este respecto nos encajaría seguir el modelo que hemos puesto en Barcelona en marcha; tener un partner de la zona ya considerado para poder crecer a nivel de negocio

¿Cuál es su experiencia como presidenta de una Corte Arbitral?

Estoy contento de la experiencia, la verdad aunque llevo menos de un año como presidenta de esta institución. Hasta el momento este  Comité Societario de AEADE creo que responde a las expectativas previstas porque poco a poco se está confiando en la valía de la institución.

¿Realmente a las empresas les compensa apostar por el arbitraje societario?

Sin lugar a dudas es preferible la vía arbitral al conflicto judicial.  Hay que darse cuenta que es un procedimiento más rápido; más confidencial y especializado en el tema en concreto de que se trate el litigio

Solo por estas tres ideas que le he comentado merece la pena acudir a una institución arbitral como la nuestra.

Tenemos que preguntarle por los concursos, usted es una concursalista de reputada fama, ¿Es necesario que la actual Ley Concursal tenga algún retoque legislativo?

Es posible que haya que hacer nuevos retoques. Hay que darse cuenta que la normativa que se aprobó en su momento era para gestionar una situación que no era normal en aquel momento en concreto.

Desde esta perspectiva que le comento, la actual normativa requiere de una adaptación continua. Le pongo un ejemplo caso de que el pasivo de un procedimiento abreviado se pusiera en una cantidad de diez millones, habrá que modificar ese aspecto.

También los profesionales nos damos cuenta que algunos plazos, en especial en lo que concierne a los procedimientos abreviados son, luego irreales, si te das cuenta desde un punto de vista práctico, e imposibles de cumplir

¿Le sorprende que en el Código Penal se haya introducido un tipo penal para los administradores concursales con la última reforma?

Creo que ha sido lógico el paso que ha dado el legislador en ese tema en concreto.  Tengo que recordarle que la tendencia legislativa y jurisprudencial ya iba en esa línea que usted apunta con esta pregunta

No podemos olvidar que el administrador concursal es un órgano auxiliar del juez muy importante. Para que los lectores de DIARIO JURIDICO lo entiendan los administradores concursales son los ojos del juez.

La figura del administrador concursal ha mejorado mucho con la reforma, como bien sabe se pide una experiencia para llevar ciertos concursos. Creo que de alguna forma se ha cerrado el círculo de profesionalización aunque falta algún paso más.

Desde mi punto de vista haría falta algo más de control del conocimiento. No estaría de mas incluir alguna prueba de aptitud, tanto para acceder a determinados concursos como para ser capacitado como administrador concursal y empezar a trabajar. Tampoco seria descartable tener estas pruebas cada cierto tiempo.

Es evidente que los concursos crecen ante la situación económica tan mala, pero ¿Tanto cuesta hacer una reforma que contemple los concursos de personas físicas?

La verdad es que no costaría tanto hacer esa reforma que es necesaria y que todo el mundo pide. Quizás es un problema más político que otra cosa poner en marcha esta normativa que ya existe en otros países.

Reconozco que se perdió una oportunidad de oro con la reforma última concursal.  Por otro lado somos ya muchos profesionales del mundo jurídico que abogamos por la mediación en este tipo de temas. Esta podría ser una solución a los problemas que existen en estos momentos.

La mediación o los acuerdos extrajudiciales ayudarían mucho a defender los intereses de los consumidores. Es fundamental que este tipo de procesos se saquen del juzgado para que realmente se puedan solucionar en su momento.

Finalizamos, ¿Dentro de cinco años donde ve la empresa ubicada?

Confiemos que la firma logre ya su asentamiento definitivo. Que tenga el reconocimiento a nivel nacional que todos buscamos. Para lograr estos réditos no creo que tengamos que crecer más de lo que estamos haciendo ahora pero si lograr nuestra consolidación en el mercado.

Que las empresas piensen en nosotros cuando tengan que realizar una demanda; poner en marcha un arbitraje o impulsar un concurso si realmente tienen problemas serios económicos. Que dentro de los seis nombres que se les ocurra, que pudieran pensar en una firma como la nuestra.

Para ser referente de cara al exterior debes trabajar bien y poner el alma en lo que haces, es lo única manera que entiendo de hacer las cosas. Hasta ahora es la forma que tenemos de trabajar en nuestro despacho y esperamos no salirnos de esta perspectiva.