La semana pasada, 25 y 26 de octubre, se celebró en Santander el XXII Congreso de Inspectores de Hacienda del Estado, una cita anual que reúne a más de trescientos inspectores de toda España para tratar los diferentes temas sobre la actualidad fiscal y tributaria. En esta ocasión, el tema del Congreso fue  “El sistema fiscal español: problemas actuales y perspectivas de futuro”.

Durante las dos jornadas, diferentes expertos del mundo académico, autoridades tributarias, de la inspección de hacienda y de instituciones privadas analizaron las claves, los problemas y el futuro del sistema fiscal en España.

Una de las principales conclusiones a las que se llegó es que España tiene un importante problema de ingresos debido a la fuerte caída de la recaudación.  La Organización Profesional de Inspectores de Hacienda ya advirtió en septiembre del 2008 en una nota de prensa titulada “Inspectores de Hacienda ven luces de alarma en la recaudación tributaria” que auguraba una drástica caída de recaudación. Los Inspectores de Hacienda creen que una de las explicaciones a la fuerte caída de ingresos tributarios es el importante incremento del fraude fiscal y de la economía sumergida.

La Organización Profesional de Inspectores de Hacienda (IHE) presentó en su XXII Congreso anual un documento con un estudio comparativo del gasto en la lucha contra el fraude fiscal en los principales países europeos. En este análisis se concluye que «España es el que menos gasta en administración fiscal en términos absolutos». Así, en 2009 España gastó un total de 1.405 millones de euros en la lucha contra el fraude, mientras que Alemania – el país que más gastó – dedicó 6.973 millones de euros.

Los Inspectores de Hacienda han vuelto a demandar más medios humanos para hacer frente a la lacra que supone en España el fraude fiscal y la economía sumergida y anunciaron que hace tres años el estado contaba con un total de 27.755 trabajadores ene todas las funciones de la Administración dedicadas a la lucha contra el fraude fiscal, frente a los 123.130 empleados que tiene Francia o los 112.291 que posee Alemania. Además, este año la Agencia Tributaria acabará con unos 26.668  empleados

Las organización Profesional de Inspectores de Hacienda se lamenta también de que España haya pasado de tener una recaudación comparable a la de los países europeos más avanzados a estar inmersa «en una gravísima crisis fiscal». Por ello, solicita al Gobierno que destine más medios al sistema fiscal pues, aunque el gasto en esta materia no es la solución final al problema, si es parte de ella.

Documento_ Crisis Fiscal_Def (1)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.