España se coloca a la vanguardia internacional tras la total digitalización de su sistema registral. Así se ha puesto de manifiesto en los actos conmemorativos que el Cuerpo de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles ha celebrado hoy en las principales ciudades del país con motivo de la entrada en vigor de la aplicación de la Ley 11/2023, de 8 de mayo, que desplaza la fe pública registral de los libros físicos a los folios firmados electrónicamente en todos los registros del territorio nacional.

El Decanato Autonómico de Registradores de la Propiedad de la Comunitat Valenciana ha celebrado un acto en su sede para celebrar esta nueva era y dar a conocer las principales claves del nuevo Registro Electrónico. Presidido por el decano autonómico de los registradores en la Comunitat Valenciana, Carlos J. Orts, el evento ha contado con la presencia de las principales autoridades de la Comunitat Valenciana, así como representantes de la sociedad civil, universidades e instituciones públicas de la Comunitat Valenciana.

Carlos J. Orts, ha señalado que «la era que hoy iniciamos supone un antes y un después en la relación de los ciudadanos y empresas con los registros. La innovación que implementamos no solo sitúa a los registradores como punta de lanza del progreso tecnológico, sino que pone de manifiesto que la digitalización y la innovación está siendo utilizada por el cuerpo de registradores para impulsar el progreso del país, así como su competitividad».

Por su parte, la consellera de Justicia, Elisa Núñez, ha destacado en su intervención que «este cambio supone un avance para el conjunto de la Administración de Justicia y de toda la sociedad», al tiempo que ha recordado que con la transición al Registro Electrónico «avanzamos hacia un servicio más ágil, seguro, homogéneo y moderno para la ciudadanía». La máxima responsable de Justicia ha reivindicado también el respeto a la propiedad privada y la protección de esta como principios fundamentales de la democracia española.

Durante el evento, se ha puesto en valor la aportación histórica de los registradores en términos de innovación, clave para la salvaguarda del Estado de Derecho y de las libertades públicas, algo que ha contribuido al progreso de nuestro país ofreciendo certidumbre, seguridad jurídica y estabilidad social. Así, se ha destacado que la nueva era digital combinará la innovación tecnológica con la atención presencial al ciudadano, y se ha reivindicado un avance histórico a favor de la seguridad jurídica y del control de legalidad.

Este avance histórico se implementa desde hoy en los 147 registros existentes repartidos a lo largo de toda la Comunitat Valenciana, de los cuales 132 son registros de la propiedad y 15 registros mercantiles y de bienes muebles. Todos ellos se han preparado durante el último año para afrontar este desafío tecnológico.

Un paso de gigante

La digitalización total de los Registros supone la consolidación del Registro electrónico y de la Sede electrónica. En cuanto al primero, si bien durante los últimos años se ha acometido un continuo proceso de modernización de sistemas y procedimientos que han permitido, por ejemplo, ofrecer servicios como la obtención de publicidad registral online desde cualquier lugar del mundo, desde ahora se materializará de forma oficial todo el procedimiento de modernización tecnológica.

En este sentido, cualquier documento que deba ser firmado por el registrador lo será con su firma electrónica cualificada, algo que otorgará mayor certeza y seguridad a la firma de los asientos que, sin necesidad de impresión, quedarán bajo la salvaguarda de los tribunales una vez rubricados. Así se garantizará la publicidad dinámica online, que promoverá la transparencia, al permitir saber en tiempo real el estado de titularidad y cargas de las fincas y la situación de las sociedades mercantiles.

La Ley 11/2023, asimismo, ha modificado la Ley Hipotecaria para fijar que todos los documentos que salen de los Registros tienen que reflejar el historial de incidencias de los documentos. Desde qué día se presentó, a cuándo se suspendió la calificación o qué día se inscribió.

Ventajas para ciudadanos y empresas

En cuanto a la Sede electrónica, a través de ella se impulsan una serie de servicios que no existían hasta el momento, centrados en el servicio al ciudadano, en lo que se ha denominado ‘carpetas registrales’. Es un servicio similar a las carpetas de ciudadanos de otras administraciones, en la que el usuario del Registro podrá encontrar todas las notificaciones, comunicaciones, expedientes y procedimientos derivados de su relación con los Registros.

Entre los nuevos servicios registrales, destaca el denominado “Cómo va lo mío”, que permite consultas en torno a la situación de procedimientos, para saber en qué momento exacto se encuentra su petición, gestión o trámite. También un servicio de comprobación de Código Seguro de Verificación (CSV).

Del mismo modo, se incorporará la video-asistencia en la búsqueda del asesoramiento personal para todas las personas que lo soliciten, de modo que los usuarios puedan acceder telemáticamente a todos los servicios y trámites registrales, conocer el estado de tramitación de un procedimiento y recibir las comunicaciones de los registradores que deben realizarse preferentemente de forma telemática. Además, las sociedades de responsabilidad limitada cuyas aportaciones sean dinerarias podrán constituirse íntegramente en línea.

En síntesis, con esta transformación se potencia la transparencia, la interoperabilidad y se promueven facilidades para el ciudadano, sin olvidar que el trato y la atención personal continúan existiendo.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.