En rueda de prensa para exponer un informe sobre fiscalidad autonómica, el presidente y el vicepresidente del REAF, Jesús Sanmartín y Rodolfo Molina, denunciaron que es relativamente frecuente que una empresa tenga que ingresar el importe correspondiente al IVA de una obra entregada a un ayuntamiento, sin que haya cobrado por el trabajo y encontrándose con dificultades para poder afrontar el pago de este impuesto.

Molina recordó que las administraciones públicas están obligadas por ley a pagar en un máximo de 60 días y que, sin embargo no lo hacen en buena parte de los casos, una situación que está “asfixiando” a las pymes españolas, que conforman el 80% del tejido productivo español.

También para ayudar a dar liquidez a las empresas, el REAF plantea abrir una línea de crédito a las administraciones locales para que salden rápidamente las deudas contraídas con sus proveedores, procurando así una mayor liquidez para estas sociedades. Para Molina, se trata de una medida “sencillísima”, que podría aplicarse de inmediato si se quisiera, y con la que ganarían todas las administraciones, las empresas, los trabajadores e incluso los bancos.

El REAF propone además que Hacienda aplace las deudas tributarias superiores a 6.000 euros sin necesidad de garantías ni avales, y que se rebaje el tipo de interés de demora, fijado en el 7% para 2009, por ser demasiado elevado en relación al valor de mercado al que se prestan las entidades financieras. En su opinión, este tipo, pensando para un momento en el que las condiciones del mercado eran diferentes, está encareciendo los aplazamientos justo cuando más se tenían que facilitar.

Asimismo, para no detraer circulante, los asesores fiscales apuestan por eximir a las empresas de realizar ingresos a cuenta en operaciones vinculadas. El REAF aboga además por que se abandone la idea de suprimir las deducciones en I+D+i en 2012 y, por el contrario, se incrementen, ya que sería un incentivo fiscal para avanzar en el cambio del modelo económico español.

En el Impuesto sobre Sociedades, propone arbitrar medidas para reducir la base imponible a condición de dotación de reservas indisponibles, salvo para materializarlas en determinadas inversiones, ligadas a sectores productivos o de mayor creación de empleo.

Los asesores fiscales emplazan además a unificar las distintas páginas web tributarias de las diferentes administraciones en un único portal y a facilitar la facturación electrónica, recortando los requisitos formales a la misma.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.