Durante el juicio, que se celebró el pasado 30 de enero, la Fiscalía pidió 66 años de prisión por los delitos de atentado con resultado de muerte, estragos terroristas, cuatro lesiones y sustitución de placa de matrícula.

Le acusaba de conducir el coche en el que huyó Jon Bienzobas, autor material de los disparos, y de hacerlo estallar en un descampado próximo al lugar de los hechos, lo que causó heridas a cuatro personas.

La sentencia, dictada por la Sección Tercera de la Sala de lo Penal, considera que “no consta acreditado que el Ford Orion rojo que se hizo explosionar en el solar de la calle de la Isla de Java fuese empleado por Jon Bienzobas para huir de la universidad”.

“Al contrario, existen datos en el procedimiento que permiten inferir que huyó obligando a un conductor a llevarle a punta de pistola hasta las inmediaciones de la Bolsa”, dice el tribunal.

Además, el tribunal apunta que “ni un sólo testigo menciona que Bienzobas estuviese acompañado por otro individuo, por el contrario, todos contestaron que iba solo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.