Una sentencia del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) da la razón a los azulgranas, pero se minimiza notablemente la indemnización que Baena deberá abonarles por su huida al Espanyol, ya que el Barça le reclamaba tres millones de euros.

Los hechos se remontan al año 2002, cuando los padres de Baena –que por entonces contaba con 13 años de edad– le adscribieron a las plantillas de fútbol base del FC Barcelona. Tuvo que firmar dos documentos: un contrato de jugador no profesional para el que se preveía un periodo de vigencia de ocho años –que expiraba en junio de 2010– y un precotnrato que pretendía regular el futuro otorgamiento de un contrato de jugador profesional entre las partes en función de la evolución deportiva del jugador.

Baena militó durante cinco años en las diferentes categorías del fútbol base azulgrana y en las competiciones habidas entre 2002 y 2007.

Cuando ese año alcanzó la mayoría de edad, el FC Barcelona le pidió que procediera a la firma del contrato laboral, pero no hubo acuerdo entre las partes, y el jugador comunicó su voluntad de rescindir anticipadamente el contrato de jugador no profesional poniendo, por conducto notarial, a disposición del FC Barcelona la suma de 30.000 euros como indemnización por rescisión anticipada de dicho contrato.

Luego Baena concertó un contrato de jugador profesional integrándose en las plantillas del equipo de segunda división del RCD Espanyol a partir de la pasada temporada 2007-2008, “incumpliendo –según el Barça– los acuerdos contenidos en el precontrato suscrito por las partes”.

El tribunal considera que Baena no debe pagar los más de 3 millones de euros que pide el FC Barcelona, ya que se trata de “una excesiva cuantía que debe ser objeto de moderación” y que, de aplicarse, “convertiría, de facto, al demandado en un jugador cautivo de la actora por la imposibilidad de satisfacerla con sus recursos personales”, lo que “entrañaría un claro abuso de derecho”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.