La segunda ampliación de extradición solicitada por las autoridades de Bosnia Herzegovina para enjuiciamiento se refiere a hechos que no integraron la petición original.

Se le reclama ahora como sospechoso de haber realizado en Sarajevo (Bosnia), durante los meses de abril a junio de 1992, junto a otros miembros de los llamados ‘Ángeles Blancos’, actos contra la población civil no serbia que incluyen secuestros, extorsiones, amenazas, robos, lesiones, violaciones y asesinatos.

El 25 de agosto de 2010 fue entregado a las autoridades de Bosnia Herzegovina por una anterior solicitud de extradición.

Las acciones descritas constituyen delito de crimen de guerra contra la población civil según el Código Penal de Bosnia y Herzegovina, que se corresponde con el delito contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado de los artículos 607 y siguientes del Código penal español vigente.