Según los últimos datos del Banco de España, mientras que la cifra de billetes de 500 euros puestos en circulación durante el pasado año se redujo en 1,7 por ciento, hasta situarse en 112 millones de unidades, el volumen de billetes de 200 euros aumentó en casi un 5 por ciento, alcanzando los 22 millones.

Gestha indica que, en la actualidad, España mueve en billetes grandes buena parte del efectivo de la zona euro, ya que acapara cerca de la cuarta parte de los billetes de 500 euros y supera el 12 por ciento de los de 200 euros.

En España el importe de estos billetes de alto valor facial se situó en 56.243 millones de euros al cierre de 2008, mientras que en el caso de los billetes de 200 euros, el importe puesto en circulación fue de 4.341 millones de euros, lo que supone que el 71 por ciento del valor total del efectivo (85.666 millones) en manos de los españoles está en billetes de alta denominación.

Los técnicos de Hacienda destacan cómo la caída del importe de los denominados ‘Bin Laden’ (billetes de 500 euros) en 2008 se vio parcialmente compensada con el aumento del efectivo en billetes de 200 euros puesto en circulación por el Banco de España (152 millones de euros), lo que es sintomático del “ligero despunte” de un nuevo instrumento fraudulento para saldar negocios al margen del Fisco.

Gestha estima que la bajada de la cifra de billetes grandes en circulación responde tanto a la caída de la actividad inmobiliaria como a la incipiente tendencia de los “grandes defraudadores” a utilizar billetes de 200 euros, temerosos de ser descubiertos por las actuaciones de inspección anunciadas por la Agencia Tributaria en este sentido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.