Los resultados ofrecidos por el INE de los menores de edad condenados en 2008 suponen un aumento del 16,8% respecto al año anterior, aunque aún están lejos de los 22.353 registrados en 2006 o los 21.859 de 2005.

En 2007 se produjo un brusco descenso de los procesados según sentencias firmes al registrarse tan sólo 13.631 casos.

Del total de menores de edad procesados en 2008, el 84,7% fueron varones, mientras que el 15,3% restante, mujeres. Por edades, el grupo de 17 años fue el más numeroso (30,7%), seguido del grupo de 16 años (28,8%).

El 84,7% de los condenados fueron varones y el 15,3% restante, mujeres
Analizando el número de infracciones, la mayoría de los menores de edad condenados cometieron una única infracción penal (67,7% del total), mientras que el 32,3% de los procesados cometieron más de una.

Destaca el aumento de la proporción de menores de edad extranjeros condenados en 2008, que alcanzó el 21,4% del total, ocho puntos más que en 2007 (13,3%). No obstante, el grueso de jóvenes infractores corresponde a los de nacionalidad española (78,5%).

Por comunidades autónomas, y en los casos de menores españoles, Andalucía fue la región con más condenados inscritos en el Registro de Sentencias de Responsabilidad Penal de los Menores, ya que acumuló al 25,9% del total.

A Andalucía le siguieron la Comunidad Valenciana (12,8%), Cataluña (12,2%) y la Comunidad de Madrid (10,5%). Sin embargo, en el caso de los extranjeros, Cataluña fue la comunidad con mayor número de condenados, seguida de la Comunidad de Madrid.

Las ciudades autónomas de Ceuta (30,7 por 1.000) y Melilla (18,5) y las comunidades autónomas de La Rioja (15,8) e Islas Baleares (12,7) registraron las mayores tasas de menores de 14 a 17 años condenados por cada mil habitantes en el mismo rango de edad, a diferencia de Galicia (6), Castilla-La Mancha (6,1) y Canarias (6,4), que registraron las menores tasas de condenados.

Más de dos tercios de las 26.134 infracciones penales cometidas por menores de edad el año pasado en toda España fueron delitos, mientras que un tercio fueron faltas. Atendiendo a la tipología del delito, los de mayor incidencia fueron los robos (39,3%), lesiones (17,4%), robo y hurto de uso de vehículos (7,7%) y hurtos (6,1%). Entre las faltas más frecuentes, destacan contra las personas (61.7%) y contra el patrimonio (32%).

De las 21.610 medidas adoptadas por los jueces en 2008, las más frecuentes fueron la de libertad vigilada (36,4%) y la de prestación en beneficio de la comunidad (22%), sin que se observen diferencias reseñables por sexo, edad, nacionalidad de infractor.

La actual Ley del Menor, reformada en diciembre 2006, establece la posibilidad de dictar condenas y medidas correctoras a los mayores de 14 años.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.