El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) denunció este martes la caída en la contratación de personas con discapacidad sufrida en lo que va de año, según datos del Observatorio Estatal de la Discapacidad, y que, en opinión de este Comité “son especialmente graves en la contratación indefinida, con una reducción superior al 20%, en comparación al mismo periodo del año 2011”.

A fin de evitar la agudización de este descenso en la contratación de personas con discapacidad, el Cermi exigió al Gobierno que “refuerce los fondos destinados a la generación de empleo en los próximos presupuestos generales del Estado para el año 2013, recuperando los niveles de inversión previos a 2012, y que han permitido mantener una senda ascendente de contrataciones de personas con discapacidad en los últimos diez años”.

Las razones de la caída de empleo de personas con discapacidad en 2012 “hay que buscarlas en la situación general de la economía española, instalada en una prolongada recesión, de la que se resiente especialmente el empleo, con tasas de paro intolerables. Pero en el caso de las personas con discapacidad, un factor que contribuye a esta negativa tendencia es la debilitación de las políticas activas de empleo que han traído los severos recortes aplicados por el ministerio de Empleo y Seguridad Social a estas partidas en 2012”.

Apoyo desde la Ley de Emprendedores

También desde el CERMI se  ha reclamado que la nueva Ley de Emprendedores anunciada por el Gobierno refuerce el marco de apoyos a las personas con discapacidad para que estas puedan desarrollar sus propias iniciativas económicas y de empleo.

Los poderes públicos prestan escasas ayudas a los emprendedores con discapacidad, lo que impide la extensión del emprendizaje social y económico entre esta parte de la población.

Este nula atención se evidencia en el marco de apoyos existente para los trabajadores con discapacidad que desean establecerse como autónomos, desarrollando su propio negocio, que reciben muchas menos ayudas públicas que las empresas que contratan a trabajadores con discapacidad por cuenta ajena.

Este distinto trato desincentiva claramente el espíritu emprendedor entre las personas con discapacidad, que se enfrentan con muchos más obstáculos que el resto de emprendedores a la hora de poner en práctica sus iniciativas económicas y sociales.

No obstante este paupérrimo marco de apoyos casi 1.000 personas con discapacidad se  convierten en autónomos cada año en España, lo que indica que existe un espíritu emprendedor entre este parte de la ciudadanía que es necesario estimular y acompañar.

El CERMI es la plataforma de encuentro y acción política de las personas con discapacidad, constituido por las principales organizaciones estatales de personas con discapacidad, varias entidades adheridas de acción sectorial y un nutrido grupo de plataformas autonómicas , todas las cuales agrupan a su vez a más de 6.000 asociaciones y entidades, que representan en su conjunto a los 3.8 millones de personas con discapacidad que hay en España, un 10% de la población total.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.