En condiciones de ser votado en la Sala está la norma que permite a adultos mayores acceder a los beneficios de la ley de quiebras.

El proyecto modifica la ley N° 20.720 con el objeto de establecer un ámbito de aplicación especial de los procedimientos concursales de renegociación para las personas mayores.

Podrán acogerse a procedimiento concursal de renegociación de dudas, los que haya cumplido 60 años de edad, que tengan vencidos dos o más pagos de obligaciones comerciales y cuenten con una deuda superior a 40 UF, es decir poco más de un millón de pesos.

En lo sustancial, el texto de autoría de los senadores David Sandoval, Carolina Goic (presidenta de la instancia), Ximena Órdenes, Francisco Chahuán y Rabindranath Quinteros, pretende facilitar a los mayores de 60 años acceder a los beneficios de la legislación conocida como ley de quiebras, puesto que en la actualidad la mayor parte de este segmento no cumple con los requisitos necesarios.

Actualmente las personas que buscan renegociar sus deudas deben tener a lo menos, una mora de poco más de dos millones de pesos. El proyecto busca rebajar ese monto al citado segmento etario que también está endeudado pero en menor cuantía.

Hoy la ley indica que el deudor debe tener dos o más obligaciones vencidas por más de 90 días corridos, provenientes de obligaciones diversas, cuyo monto sea superior a 80 UF, poco más de dos millones de pesos.

El fundamento de la moción es que “los deudores de emisores de tarjetas no bancarias mayores de 65 años concentran el 21% del total de deudores, mientras que la distribución es relativamente homogénea en los tramos de menor edad. Lo mismo ocurre con los deudores de cooperativas de ahorro y crédito, cuya distribución etaria de la deuda se concentra en los adultos mayores, abarcando el 16%”.

El último Informe de Endeudamiento elaborado por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) señala que entre los segmentos poblacionales que exhiben mayores índices de morosidad se encuentran los adultos mayores (más de 65 años), cuya deuda impaga respecto a la deuda total de los chilenos se encuentra entre las más altas en la cifra de un 4,37%.

Además, el informe elaborado por la Universidad San Sebastián (USS) cuya metodología de análisis considera todos los productos de crédito, del total de personas morosas en nuestro país, 599.464 corresponden a personas que tienen 60 o más años de edad, lo que corresponde a un 13,2% del total. En el caso de aquellos entre 60 y 69 años, la deuda promedio asciende a $1.798.755, mientras que para el segmento etario superior a los 70 años es de $1.406.345.

Esto luego que los integrantes de la Comisión Especial del Adulto Mayor lo aprobara en general y particular en la pasada sesión del 11 de mayo. Con este resultado, si la iniciativa es respaldada en una próxima sesión ordinaria, pasaría a su segundo trámite en la Cámara Baja.

Fuente: Prensa Senado de Chile

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.