La Comisión de Economía está analizando los efectos de la nueva Ley Antifraudes Bancarios en concordancia con los derechos de los consumidores. 

El pasado 1 de junio comenzó a regir la nueva ley que limita la responsabilidad de los titulares o usuarios de tarjetas de pago y transacciones electrónicas en caso de extravío, hurto, robo o fraude.

La normativa dispone que las entidades bancarias estarán obligadas a responder por fraudes con distintos medios de pago, tema por el cual antes, se cobraba un seguro a los clientes.

Como la ley obliga a la banca a responder por los delitos de fraude con tarjetas, muchas de estas entidades están precisando los alcances de sus antiguos seguros de fraude contratados con anterioridad a la publicación de la norma.

Cabe consignar que entre las nuevas obligaciones está cubrir el mal uso de las tarjetas de crédito y débito por robo, hurto o extravío; la falsificación y adulteración de tarjetas; y las transferencias remotas con tarjetas de crédito o cuentas bancarias.

La Comisión de Economía se encuentra abordando esta problemática conjuntamente con la revisión del proyecto que establece medidas para incentivar la protección de los derechos de los consumidores.  De hecho, el Servicio Nacional de Consumidor (Sernac) ya comenzó a recibir denuncias.

Los senadores Ximena Rincón y Felipe Harboe pusieron el tema sobre la mesa, tras lo cual se acordó oficiar a la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF) y a la Comisión de Mercado Financiero (CMF) para que investigue si efectivamente estas entidades están aplicando adecuadamente la ley cuando informan las consecuencias prácticas que tiene esta legislación.

La ley que reguló los fraudes con tarjetas, establece que “el emisor (de la tarjeta, el banco en este caso) estará impedido de ofrecer a los usuarios la contratación de seguros cuya cobertura corresponda a riesgos o siniestros que el emisor deba asumir en conformidad a esta ley”.

Sin embargo, muchos clientes habían contratado previamente seguros de estas características. Entonces la pregunta es: ¿qué pasa con estos contratos, caducan, son modificados, aquello incide en el pago de la prima respectiva?

En algunos casos, los bancos directamente dieron de baja esos seguros, por lo que no se siguieron cobrando las primas correspondientes; pero en otros, se sigue generando el cobro aunque ahora con la ley, estas entidades están obligadas a responder ante los siniestros que se contemplan como la clonación de tarjetas o transferencias electrónicas no autorizadas por el titular de la cuenta.

Los congresistas coincidieron en que se juega con la información, de manera que el cliente se ve confundido con las misivas que recibe.

“Por ejemplo, me llegó una carta donde se dice que se eliminaron una serie de coberturas y solo van a responder en el caso de cheques, giros de cajeros automáticos y el mal uso de la tarjeta de débito. La ley es clara: el banco está obligado a cubrir todo lo consignado en la legislación, es decir, devolver los recursos defraudados a través de los distintos medios de pago”, aclaró la senadora Rincón.

Fuente: Cámara de Senadores, República de Chile

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.