En el día de ayer, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró pandemia mundial por coronavirus.

El director general del organismo internacional, Tedros Ghebreyesus, manifestó estar muy preocupados por los alarmantes niveles de propagación y gravedad; tras lo cual hizo un llamado a todos los países a colaborar en el control de esta enfermedad.

“Hemos estado pidiendo cada día a los países que tomen medidas urgentes y agresivas (…) No podemos decirlo más alto, más claro o con más frecuencia: todos los países están a tiempo de cambiar el curso de esta pandemia”.

“Si los países detectan, hacen el test, aíslan, buscan los contactos y movilizan a su ciudadanía en la respuesta, los que solo tienen un puñado de casos de COVID-19 pueden prevenir que se conviertan en grupos de transmisión y que éstos se conviertan en transmisión comunitaria (…) La pandemia puede ser controlada”, añadió Ghebreyesu.

En menos de tres meses se han reportado más de 120 mil casos, en 114 países, mientras que las muertes por COVID-19 superan las cuatro mil personas.

El director de la OMS destacó que más del 90% de todos los contagios se han producido únicamente en cuatro países, y que dos de ellos (China y Corea del Sur) ya han conseguido rebajar el número de casos.

A su vez, también indicó que 81 naciones no han comunicado ningún caso de coronavirus y que 57 han registrado menos de 10 casos.

Por ello, Ghebreyesus aseguró que varios países han podido demostrar que el virus puede ser reprimido y también controlado.

“Ahora el desafío para muchos países que ahora se encuentran en ese punto, es si pueden hacer lo mismo”, manifestó.

Frente a este escenario, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, recordó lo advertido por director de la OMS y el pedido a los países “de tomarse este tema extraordinariamente en serio”.

Por su parte el ministro de Salud de Chile, Jaime Mañalich señaló que “nos mantenemos en una situación de control, tenemos 23 casos confirmados, todos indexados o trazables a viajeros internacionales que han traído este virus de otro país. En ese contexto, mantenemos las medidas estrictas para nuestro país».

Si bien la autoridad señaló que algunos han señalado a estas  medidas como estrictas y exageradas, en realidad estas medidas no han sido desproporcionadas.

En ese sentido, confirmó que las medidas adoptadas se dispusieron pensando en el peor escenario. Se trata de prepararse para un escenario que puede ser muy complejo para el próximo invierno.

Se ha actuado como si fuera el caso ya, lo que permite articular respuestas, acciones, indicaciones desde la OMS mucho más estrictas para el manejo de esta enfermedad.

Finalmente, la autoridad reflexionó “lo digo con franqueza, es evidente que vamos a llegar a una situación de manejo de brote comunitario donde no podemos trazar a las personas, y es importante que un país tenga que asumir conductas propias de una etapa de transmisión comunitaria, que no invalida que sigamos con medidas de control, contención, medidas fronterizas, la declaración jurada, para que no se expanda como ha ocurrido en otro países como Irán, Italia, China, al principio”.

Fuente: Prensa, Gobierno de Chile

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.