La Cámara de Diputados dio comienzo al debate de proyecto de ley que declare a perros asilvestrados como especie exótica disponiendo su control.

Declarar a los perros asilvestrados como una especie exótica invasora y disponer su control por parte de la autoridad sanitaria es el objetivo del proyecto de ley que analiza la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados (boletín 12271).

Técnicamente, se entiende por perros asilvestrados (o salvajes) a todos aquellos caninos que perdieron su condición de domésticos para pasar a un estado salvaje y que no dependen de los humanos para reproducirse.

Un perro abandonado, que pasa a convertirse en callejero, se considera como un canino que ya fue domesticado. Esto no descarta la posibilidad de que el animal sea agresivo en algún momento, pero, en estricto rigor, no se consideran una amenaza sanitaria latente como los salvajes.

La Comisión de Agricultura se encuentra debatiendo un proyecto de ley que autoriza a la autoridad sanitaria disponer de medidas de control específicos, mediante la creación de un reglamento especial, que considere procedimientos y medidas para prevenir o contrarrestar los riesgos de los perros asilvestrados.

La moción menciona que los perros asilvestrados, en general, han sido abandonados, se agrupan y comienzan a actuar en jauría, reproduciéndose y atacando a otros animales.

Si bien, en algún momento pueden haber sido animales domésticos, es muy poco probable, señala el proyecto, que la adopción pueda ser efectiva, representando un riesgo para las personas y demás animales domésticos que vivan en el hogar.

El Servicio Agrícola y Ganadero de Chile (SAG) insiste en crear una mesa de trabajo para avanzar en la problemática que constituyen las jaurías de estos animales en zonas rurales. Lejos (en el 2015) quedó el decreto que solo duró 11 días por el cual se autorizaba la caza de dichos animales.

El texto legal actual agrega que los perros asilvestrados constituyen un problema creciente para el sector ganadero del país, dado que son innumerables los ataques registrados a bovinos, ovinos y gallinas, entre otros.

La moción indica que se entenderá por perro asilvestrado todo aquel que ha nacido en o ha vuelto a su estado salvaje, viviendo sin supervisión o control directo de seres humanos, haciendo que actúe de manera agresiva ante la presencia de personas, llegando a atacar, dado a su estado salvaje, a animales domésticos y fauna silvestre a lo largo del país.

Finalmente, el proyecto añade que la autoridad sanitaria podrá disponer de medidas de control específicos, mediante el dictado de un reglamento especial, que considere procedimientos y medidas correspondientes para prevenir o contrarrestar los riesgos de los perros asilvestrados, por medio de: la captura, en caso de que se hayan producido daños a las personas, o este sea inminente; castración de perros asilvestrados, para un control poblacional; desarrollo de planes de instalación de cercos de seguridad de predios y de perros protectores mestizos.

Fuente: Cámara de Diputados, Chile