En su discurso del Día del Trabajo el Presidente Iván Duque sostuvo que la fecha es para acercarnos, y no para ahondar las diferencias.

En la previa al acto de conmemoración del Día del Trabajo el Presidente Iván Duque destacó que los debates laborales no pueden estar capturados en el dilema bizantino entre derecha e izquierda, sino en el bienestar del trabajador, porque, “si no hay empresas, no hay trabajo; y si no hay buenos trabajadores, las empresas no prosperan”.

El Mandatario manifestó que la generación de la riqueza por parte de las empresas es válida, siempre y cuando brinde oportunidades y bienestar a los trabajadores.

“No tengo duda de que en el Día del Trabajo tenemos que dejar claro que un país, para progresar, necesita sus empresas; pero que las empresas, para progresar, necesitan a sus trabajadores, manifestó el presidente colombiano.

“Este Día del trabajo es para acercarnos, y no para ahondar las diferencias; para que trabajadores y empleadores nos pongamos la tarea de formalizar el mercado laboral; para darle oportunidades a la juventud (…)”

“Todo eso se logra ampliando la base de los que generan empleo y riqueza, pero entendiendo que esa riqueza es válida si brinda oportunidades y bienestar a nuestros trabajadores”, acentuó el Mandatario.

Para generar más empleo de calidad, el Presidente Duque asevera que es necesario quitar la asfixia tributaria que evita que micro, pequeñas, medianas y grandes empresas puedan abrir oportunidades para nuevas contrataciones y mejorar las condiciones de los trabajadores.

Anunció también la necesidad de hacer más todos los días, la negativa a quedarse conformes, sino más bien buscar mejores resultados, mejor diálogo, mejor capacidad de entendimiento. El verdadero equilibrio que requiere la sociedad en materia de la política laboral es el equilibrio entre el bienestar del trabajador y el del emprendedor, añadió Duque ante al auditorio.

El Jefe de Estado manifestó que también se necesitaba dar otro paso, que está planteado y definido en el Plan de Desarrollo, y que pone en sintonía al país con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y es el Pacto por el Trabajo Decente, que su Gobierno firmó el año pasado.

“El Pacto por el Trabajo Decente es esa invitación de cómo mejoramos los estándares, cómo reconocemos el esfuerzo del trabajador, cómo pensamos en sus necesidades y, al mismo tiempo, cómo entendemos que las empresas solamente son exitosas si tienen a los dos jalando hacia el mismo lugar”, detalló el Presidente.

Por otro lado, el Presidente Duque recordó que, en medio de las dificultades fiscales, en un tiempo récord y a través de un gran diálogo, su Gobierno logró el aumento real más elevado en 25 años del salario mínimo y el aumento del auxilio de transporte más elevado en 14 años, “un paso en la dirección de apoyar a los trabajadores de Colombia”.

Un país para progresar necesita sus empresas; pero las empresas, para progresar, necesitan a sus trabajadores.

“La calidad del ambiente laboral, el respeto por la mujer trabajadora en nuestro país, por la mujer cabeza de familia, es muy importante”, concluyó el Jefe de Estado.

Fuente: Presidencia de la Nación, Colombia