Según estadísticas de la Superintendencia de Industria y Comercio en 2018 se impulsó el registro de alrededor de 2.000 peticiones de patentes y de 45.000 solicitudes de marcas.

propiedad intelectual

La Economía Naranja ha estimulado la Propiedad Intelectual en Colombia. La Superintendencia de Industria y Comercio apuesta por la formación de los interesados en las patentes y marcas con programas educativos y herramientas tecnológicas amigables.

Es indiscutible que la Propiedad Intelectual ostenta un rol significativo en Colombia para la innovación, así como el desarrollo industrial y creativo. Por esta razón, Baker McKenzie comparte las herramientas que facilitarán la información y educación sobre el registro de marcas y patentes de obras en Colombia, lo que fortalecerá el desarrollo de la Economía Naranja, la cual ha estimulado la Propiedad Intelectual en el país.

Bogotá, noviembre de 2019- – Con un promedio anual de alrededor de 2.000 peticiones de patentes y de 45.000 solicitudes de marcas – de las cuales se registran aproximadamente 40.000 según estadísticas de la Superintendencia de Industria y Comercio SIC de 2018 -, es indiscutible que la Propiedad Intelectual ostenta un rol significativo en Colombia para la innovación y el desarrollo industrial y creativo. Aunque hay herramientas amigables para el usuario, aún hay desconocimiento de los beneficios y también de las sanciones legales en las que podría incurrirse.

Sin lugar a dudas, la protección de la innovación de una empresa está dada por el registro de su patente de producto o de proceso, facilitando el retorno de la inversión realizada durante el período de investigación y desarrollo, emanando su rentabilidad de la explotación directa de la patente o por medio de la concesión de licencias con exclusividad por un plazo de 20 años.

Otra de las ventajas que se deriva de una patente es la posibilidad que tiene el titular para acudir a las entidades bancarias en busca de financiación para su proyecto. También le representa la oportunidad de obtener mayor reputación y ostentar un derecho de exclusividad. Esto último le faculta el uso y explotación con carácter exclusivo de la invención, así como el poder para negociar el uso autorizado de la misma con diferentes competidores del mercado.

La solicitud de una patente en el exterior supone un procedimiento riguroso, para lo cual el solicitante cuenta con dos posibilidades: bien puede el solicitante iniciar el trámite (i) con fundamento en el Convenio de París, o (ii) con fundamento en el Tratado de Protección de Patentes PCT.

Tratándose de marcas y de su registro en Colombia, la solicitud se debe presentar ante la SIC; en el caso en el que la Entidad conceda el registro del signo distintivo, el término de protección es de 10 años renovables de forma indefinida.

Existen casos en que los derechos de propiedad industrial, tales como las marcas y las patentes, pueden verse infringidas. Para hacer frente a estas situaciones, el titular de un derecho de propiedad industrial puede iniciar una acción judicial por infracción de derechos de propiedad industrial.

Según Yuliana Salamanca, asociada de la firma de servicios legales Baker McKenzie, “el juez puede ordenar, entre otras medidas, el cese de los actos infractores, la indemnización de daños y perjuicios, e incluso la destrucción de los productos que constituyen la infracción. La indemnización mencionada podrá establecerse por el monto de los beneficios obtenidos por el infractor o el precio que se habría pagado por una licencia”.

Como parte de su estrategia para facilitar y hacer eficiente el registro de marcas y patentes, la oficina de Propiedad Industrial de la SIC, creó el sistema electrónico “SIPI” para presentar tanto solicitudes de registros marcarios, como los relacionados con solicitudes de patentes de manera completamente electrónica. Según cifras de la SIC, de 339.665 solicitudes radicadas al 31 de marzo de 2018, 89% se radicaron en línea con SIPI y solo el 11% en físico.

Para Yuliana Salamanca, asociada del Área de Práctica de Propiedad Intelectual de la firma “SIPI constituye uno de los logros más importantes de la Superintendencia de Industria y Comercio en el propósito de acercar todos y cada uno de los servicios que se prestan a través de la Delegatura para la Propiedad Industrial a todos los rincones del país con el fin de acceder a los beneficios del registro de patentes”.

Para abordar la desinformación sobre los procesos de registro de marcas y patentes, la SIC ha venido haciendo un gran esfuerzo por educar a los interesados en signos distintivos, patentes de invención, modelos de utilidad y diseños industriales. Para llegar a cada vez más usuarios, la entidad ha diseñado distintas estrategias educativas que se han materializado en programas como el “Aula de Propiedad Industrial ” y SICEDUCA.

De acuerdo con Salamanca, “con la Economía Naranja como baluarte del plan de Gobierno del presidente Iván Duque, se ha catapultado en mayor medida la importancia de la Propiedad Intelectual en Colombia resultando en un país que apuesta por el registro de marcas y patentes”.

Acerca de Baker McKenzie

Baker McKenzie ayuda a sus clientes a afrontar los desafíos que se presentan al competir en una economía global. Resolvemos complejos problemas legales en diferentes países y áreas de práctica. Nuestra cultura única, desarrollada durante 70 años, permite que los 13,000 miembros de nuestro equipo entiendan los mercados locales y sepan cómo navegar a través de múltiples jurisdicciones, trabajando conjuntamente en un entorno de colegas y amigos que inspira la confianza de nuestros clientes.


Yuliana Salamanca, asociada del Área de Práctica de Propiedad Intelectual de la firma