El manual, elaborado por 50 médicos que han analizado estadisticamente más de un millón de partes recibidos por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) entre enero y junio de 2008, pretende servir para evitar «citas innecesarias» con los pacientes; coordinar la gestión de los Servicios Públicos de Salud con las mutuas, y orientar al médico para valorar el alta laboral.

La Ley General de la Seguridad Social define la Incapacidad Temporal (IT) como «la situación en la que un trabajador, por causa de enfermedad o accidente, se encuentra imposibilitado para el desempeño de su trabajo». Para ser temporal, la duración máxima ha de ser de un año prorrogable por seis meses adicionales «cuando se presuma que durante ellos puede ser dado de alta medica por curación o mejoría».

Según UGT, en el primer semestre se registraron 9.189 enfermedades profesionales, un 15% menos que en el mismo periodo del año anterior, y que bajaron «de forma alarmante» las bajas, 5.417, un 24% menos que el año anterior. Cifras que son aún inferiores a las registradas años anteriores.

El sindicato denuncia que esta disminución está causada por «la falta de aplicación del Real Decreto de Enfermedades Profesionales, que en lugar de hacer que salgan a la luz todas las existentes, lo que está provocando hasta ahora es una menor declaración de las mismas».

El documento de Trabajo recoge el tiempo estandar en el que se presupone que el trabajador tiene una alta probabilidad de estar incapacitado. No obstante, el enfermo puede recuperarse antes de tiempo o desempeñar una actividad laboral no condicionada por su problema de salud. En cualquier caso, el médico tiene en su mano decidir el alta laboral.

Una Incapacidad Temporal depende de muchos factores, como complicaciones en el proceso clínico. Además, el diágnostico exige tiempo en procesos crónicos con periodos de agravacion y mejoria, como la esquizofrenia y los trastornos de ansiedad. En estos casos, una vez detectado el problema, los sucesivos brotes suelen ser mejor controlados.

Respecto a los procesos oncológicos (tumores), estos aparecen en el manual según su localización y los estadios en los que generalmente son diagnosticados. De una fase a otra la IT puede variar en gran medida.

Por otra parte, el tiempo estandar de los cuadros clínicos graves no refleja el alta médica, sino el tiempo necesario para valorar una posible incapacidad permanente. A su vez, en el caso de procesos banales se ha asignado un mínimo de cuatro días porque pueden suponer baja corta en algunas profesiones y no necesitan en general de la emisión del primer parte de confirmación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.