¿De qué se trata el proyecto de la Ley Mortinato? En cuestiones legales, la muerte de un no nato carece de total sensibilidad. Desamparando a los padres con una total desidia. En la actualidad aquellos “bebés”  que mueren antes de nacer tienen impedimentos para recibir una ceremonia fúnebre: la mayoría no pueden ser inscritos y terminan fríamente catalogados de “restos orgánicos”.

Tal es así que se debe celebrar la iniciativa de Sebastián Piñera, para paliar el dolor de los progenitores que han sufrido la pérdida con anterioridad al parto con “vida”. Cada año más de dos mil familias ven cómo sus bebés fallecen antes de nacer.

Este proyecto de ley busca darle nombre a quienes mueren antes de nacer. Es por eso que lleva el lema de “Tu muerte es mi recuerdo.”

La tan esperada Ley de Mortinato busca contener a los padres de un bebé que no alcanzó a vivir para que puedan darle un sepulcro usando una identificación y no las terribles iniciales N.N.

“La creación de este registro especial va a permitir que los padres puedan disponer con mayor facilidad de los restos del hijo que no logró nacer, para poder despedirse, para poder vivir su duelo, para poder darles una sepultura que tenga en la tumba el nombre, el nombre propio de ese hijo que no nació”, afirmó Piñera. Solo quien vivió una pérdida semejante conoce la impotencia de que la ley prive a sus padres del  derecho mínimo de colocarle un nombre a ese ser que los acompaño con vida desde el  vientre y para toda la vida en el recuerdo.

En la Cámara de Diputados avanza este proyecto  legislativo que crea el Registro Nacional de Mortinatos. Ahora la Sala se prepara para discutir su aprobación.

La Comisión de Derechos Humanos y Pueblos Originarios, aprobó y despachó a la Sala de la Cámara de Diputados el proyecto de ley que creará un Registro Nacional de Mortinatos.

Esta iniciativa modifica la ley N°4.808, que Reforma la ley Sobre el Registro Civil e Identificación, para establecer un catastro nacional de mortinatos y facilitar su individualización y sepultación, siendo esta medida dirigida exclusivamente a los padres que hayan perdido un hijo durante el embarazo.

“Como Gobierno estamos optimistas del avance de este proyecto tan necesario para las familias que hayan perdido un hijo en estas circunstancias y que puedan registrarlo y darle una identidad, un nombre, y cerrar de esta manera un ciclo doloroso”, sostuvo la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, quien asistió a la tramitación legislativa de la instancia.

Voluntario y Retroactivo

El registro de los mortinatos, esto es, cuando un niño muere en el vientre de la madre, cualquiera sea su causa o en el contexto del parto será voluntario. Asimismo, el proyecto prevé la aplicación retroactiva de la ley, pudiendo acceder a acceder a nombrar a su bebé aquellos padres que con anterioridad a la dictación de la ley le hayan dado sepulcro a un N.N.

1 Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.