Estas acusaciones aparecen contenidas en un pliego de cargos enviado a las compañías en mayo de 2009, según confirmó el Ejecutivo comunitario.

Los paneles LCD son el principal componente de las pantallas planas utilizadas por ejemplo en teléfonos móviles, televisores, ordenadores, relojes digitales o calculadoras de bolsillo.

Siguiendo su práctica habitual, la Comisión no identificó a las empresas implicadas y tampoco concretó su número ni su nacionalidad. Sin embargo, tanto Philips como LG confirmaron haber recibido el pliego de cargos.

El envío de un pliego de cargos constituye uno de los pasos en las investigaciones de Bruselas sobre prácticas contrarias a la competencia. En él, la Comisión informa por escrito a las partes afectadas de las acusaciones que tiene contra ellas. Los destinatarios pueden defenderse por escrito y también solicitar una audiencia oral para presentar sus alegaciones.

Una vez escuchados todos los argumentos, el Ejecutivo comunitario decide si las prácticas en cuestión vulneran la legislación europea, en cuyo caso las empresas serán penalizadas con multas. El envío de un pliego de cargos no prejuzga el resultado final del procedimiento, según destacó la Comisión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.