Bravo, que asistió a la toma de posesión de la nueva presidenta de la Audiencia Provincial de Ciudad Real, María Jesús Alarcón, respondía así, en declaraciones previas a los medios, sobre las manifestaciones de este fin de semana en diversas ciudades en apoyo al juez Baltasar Garzón.

Según agregó, desde el Poder Judicial, «se ha pedido y se pedirá siempre que se considere necesario» que se respeten las decisiones judiciales, más en este caso, cuando lo que se puede poner en cuestión es la actuación de «un órgano como es el Tribunal Supremo, que está en la cúspide del poder judicial en España».

Bravo explicó que, desde el Poder Judicial, se entiende que «todas aquellas descalificaciones que afectan a los jueces y a las instituciones que representan constituyen un grave quebranto en la confianza de los ciudadanos en las mismas, algo que es difícilmente reparable».

Bravo señaló que en el Poder Judicial no se había recibido aún el auto del juez del Tribunal Supremo Luciano Varela que instruye la causa contra Garzón por un posible delito de prevaricación por la investigación de los desparecidos del franquismo.

Bravo señaló que, en cuanto se reciba el escrito, tal como ya adelantó el presidente del CGPJ, Carlos Dívar, se convocará a este órgano para decidir o no la inhabilitación de Garzón.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.