SilvaLa Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial ha suspendido provisionalmente este martes del titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid, Elpidio José Silva Pacheco, quien acordó el ingreso a prisión del expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, por su gestión en la compra del City National Bank de Florida. La suspensión ha tenido lugar después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid abriera jucio oral contra él, el pasado 22 de enero, y le obligara a sentarse en el banquillo por los supuestos delitos de prevaricación, retardo malicioso en la administración de justicia y contra la libertad individual.

El CGPJ se basa en el artículo 190.2 del reglamento de la carrera judicial, que permite acordar la suspensión provisional de jueces y magistrados respecto de los cuales se siga procedimiento por cualquier delito cometido en el ejercicio de su función cuando en el procedimiento penal se dicte auto de apertura de juicio oral, prisión provisional o libertad bajo fianza o el procedimiento penal adquiera firmeza”.

La suspensión provisional durará “hasta que recaiga en la causa sentencia absolutoria o auto de sobreseimiento”, conforme a lo dispuesto en el artículo 384.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, según ha informado el Consejo del Poder Judicial. Silva quedará privado del ejercicio de las funciones jurisdiccionales durante el tiempo de la suspensión, pero tendrá derecho a percibir sus retribuciones básicas. El acuerdo de la Permanente se notificará al interesado, a la Fiscalía y al Ministerio de Justicia, así como al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid para su ejecución. El magistrado suspendido puede presentar recurso contencioso-administrativo ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo, para lo que tendrá un plazo de dos meses a partir de la notificación. La querella contra el magistrado fue interpuesta por la Fiscalía de Madrid.

Por su parte, la agrupación Manos Limpias, que ha ejercido la acusación en el caso Blesa, ha asegurado que plantea llegar hasta el Tribunal Supremo para que se reabra la investigación contra “una pareja –en referencia a Blesa y Gerardo Díaz Ferrán– que se ha llevado por delante tres líneas aéreas, un baluarte del turismo español y la cuarta entidad financiera del país”.