En un acto presidido por Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón, donde también estuvo presente Esperanza  Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid (ver foto)  el Círculo de Empresarios y Wharton School, de la Universidad de Pennsylvania, presentaron este viernes el Anuario 2011 de la Internacionalización de la Empresa Española. Con esta publicación, que se edita en español y en inglés por quinto año consecutivo, ambas instituciones hacen balance de la presencia de la empresa española fuera de nuestras fronteras, destacando tanto los logros como los retos competitivos de cara al futuro.

La presentación del Anuario corrió a cargo de Claudio Boada, Presidente del Círculo de Empresarios, y Mauro F. Guillén, Director del Instituto Lauder de Gestión y Estudios Internacionales de Wharton.

Durante el año 2010, según los datos del Banco de España, la economía española siguió siendo un inversor neto en términos de Inversión Extranjera Directa (IED) por una cuantía de 892 millones de euros, frente a los 939 de 2009, lo que supone una reducción del 5% frente al año anterior. Hay que señalar, sin embargo, que según los datos de la UNCTAD, España fue receptora neta de IED por valor de unos 2.300 millones de euros. En cualquier caso, se aprecia una tendencia clara a la desaparición del saldo inversor neto en esta partida de nuestra balanza de pagos.

España continúa en la séptima posición en términos de stock recibido (tras EE.UU, Francia, Reino Unido, Hong Kong, Bélgica y Alemania), un 3,2% del total acumulado mundial. También en cuanto al stock de Inversión Extranjera Directa (IED) española en el exterior se mantiene en el décimo lugar (tras EE.UU, Francia, Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Hong Kong, Suiza, Japón y Bélgica) con otro 3,2% del total mundial.

Las transacciones de inversión directa de España en el exterior, según datos del Banco de España, se situaron en 2010 en 16.813 millones de euros, cantidad superior en más de un 100% a la del año 2009. En sentido contrario, la inversión directa del exterior en España creció en 2010 nada menos que un 142%, hasta 15.921 millones de euros (1,5% del PIB, frente al 0,6 de 2009 y todavía por debajo de la media del periodo 2000-2010).

Peso específico en el PIB

En términos de PIB, la IED en el exterior representó el 1,6% (frente al 0,7 de 2009, y muy por debajo de la media del periodo 2000-2010). Si a esto se suman las revalorizaciones de las inversiones ya existentes, el stock de IED de España en el exterior supone ya 46,2% del PIB en 2010, por el 42,6 de 2009.

Por lo que se refiere a la distribución geográfica de los flujos de IED de España en el exterior durante 2010, Reino Unido se erigió como el más importante receptor, con más de un tercio (36%) del total. El conjunto de la zona euro recibió sólo el 17 por ciento del total, participación inferior a la habitual, pero con un claro cambio frente a las desinversiones acumuladas en 2009. Entre los destinos extracomunitarios destacó América, con un 14% de los flujos dirigidos a Estados unidos y un 10% a Latinoamerica. Estos flujos apenas han tenido impacto en la distribución geográfica del stock español de activos exteriores de IED, que mantiene a la zona euro y Latinoamérica como principales receptores.

El Anuario recoge el resultado de una encuesta entre los socios del Círculo de Empresarios para determinar las distinciones y menciones especiales a la internacionalización de la empresa española. Estas se han dividido este año en tres grandes apartados. En primer lugar, la trayectoria de internacionalización de grandes empresas, en la que se ha destacado la labor de Acerinox, Grifols e Indra. A continuación las operaciones de internacionalización de grandes empresas en 2010, entre las que se destacan la construcción y puesta en marcha de una planta termosolar en Arizona por parte de Abengoa y el acuerdo de fusión entre Iberia y British Airways  que ha dado lugar a International Airlines Group (IAG). Y por último, la trayectoria de internacionalización de medianas empresas como Europac, Pescanova y Viscofan.

Completa el Anuario un amplio capítulo que cada año aborda un aspecto diferente de la internacionalización de la economía española. En esta ocasión el hasta hace unos dias vicepresidente ejecutivo del Instituto de Comercio Exterior (ICEX), Fernando Salazar, desarrolla el tema de “El papel del ICEX en la expansión del sector exterior español”. En él se refleja cómo para las empresas la inversión exterior supone una diversificación de riesgos y la posibilidad de aprovechar economías de escala a la hora de acometer, por ejemplo, inversiones en I+D+i.

El Anuario ha sido elaborado por un equipo integrado por las siguientes personas: María Jesús Valdemoros Erro, Directora del Departamento de Economía del Círculo de Empresarios, hasta julio de 2011; Mauro F. Guillén, Director del Instituto Lauder de Wharton y María Grandal Bouza, Analista Económico del Departamento de Economía del Círculo de Empresarios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.