Captura de pantalla 2013-02-14 a las 18.03.33El Colegio Notarial de Cataluña acogió durante la noche del pasado miércoles, 13 de febrero, la presentación del libro “Los decanos del Colegio Notarial de Cataluña (1862-2012). Ciento cincuenta años de historia de la corporación notarial catalana”, en un acto que reunió a más de 200 personas del ámbito jurídico, económico y social.

El libro, escrito por Laureà Pagarolas y Lluïsa Cases, unos de los mejores conocedores de la historia institucional y documental del notariado catalán, y editado conjuntamente por el Colegio y la Fundación Noguera, recoge la vida y la acción de los 31 Decanos que el Colegio ha tenido en el último siglo y medio. Todos ellos pertenecen a la etapa ya considerada como el Notariado moderno, iniciada con la aprobación de la Ley del Notariado, que rige la función notarial desde entonces, y de la que el año pasado se celebró su 150 aniversario.

La presentación del libro corrió a cargo de Borja de Riquer, catedrático de Historia Contemporánea, quien afirmó que esta obra “supone una reflexión sobre los notarios dentro de la sociedad catalana contemporánea”. De Riquer remarcó que, a finales del siglo XIX, y ante “el momento de cambio de todo aquello fundamental en la vida económica, jurídica y social del país, el fuerte arraigo al país y el conocimiento de la realidad es lo que permitió a los notarios adaptarse a la situación”, destacando también que en aquellos momentos “su catalanidad fue uno de los rasgos distintivos”. El historiador afirmó que “el libro, a través de la historia de los Decanos, explica los problemas profesionales y políticos con el que se encontraron este notarios en cada momento de la historia”, muy a menudo marcados por las tensiones políticas vividas con el gobierno de Madrid. Para concluir, aseguró que “el libro es un estudio de una minoría, ciertamente, pero con una función relevante y un gran papel en la historia jurídica y económica de Cataluña.”

Por su parte, Laureà Pagarolas, coautor del libro y director técnico del Archivo Histórico de Protocolos de Barcelona, remarcó que el libro ha pretendido “rescatar a los decanos del olvido y facilitar a los notarios de hoy una relación adecuada con sus predecesores”, y ha sido redactado en todo momento buscando “palabras con pleno contenido, inteligentes e inteligibles”. Además, destacó que “los decanos siempre han sido personas relevantes en el mundo jurídico y con un peso notable que ha contribuido a la inserción del notariado en la sociedad”, y finalizó su intervención exponiendo su “deseo de que esta obra ayude a recuperar la memoria de estos decanos y a mantener el notariado en un lugar privilegiado en nuestro país”.

Juan José López Burniol, presidente de la Fundación Noguera, quiso destacar el “protagonismo aún más acentuado del notariado en Cataluña respecto al del resto de España”, por el hecho que “al no existir en Cataluña una estructura de Estado propio el único dispensador de forma pública que los catalanes tenían a su alcance era el notario”. López Burniol también quiso señalar “el gran trabajo de los notarios en la defensa del derecho civil catalán”, y finalizó comentando que “más allá de constituir un homenaje a los Decanos, el libro es el testimonio del trabajo bien hecho al servicio de la gente, que es lo mismo que decir al servicio del país”.

El acto concluyó con la intervención de Joan Carles Ollé, actual decano del Colegio Notarial de Cataluña y figura con la que se cierra el libro, quien afirmó que este volúmen “es un acto de justicia y de reconocimiento que traspasa la lectura personalista que podría parecer tener a primer golpe de vista, para convertirse en un acto de justicia a la institución y, en definitiva, a la profesión”. Asimismo, defendió la profesión como “una pieza básica e imprescindible para la seguridad jurídica de las relaciones sociales, familiares y económicas, más allá de la implicación continua y permanente a lo largo del tiempo en la formación y creación del Derecho, en su mantenimiento, en su defensa y en su modernización.” Para concluir, aseguró que “hemos sido una figura clave en la historia jurídica, económica y social del país y lo queremos continuar siendo” y afirmó que “el libro, además de constituir un legado que recoge nuestra historia reciente, nos reafirma en nuestros valores, refuerza nuestra vocación, nos recuerda todo aquello que hemos hecho y nos anima a continuar el camino iniciado por los más ilustres y que prometemos continuar con paso firme y decidido, con la esperanza de saber estar a la altura de lo que los notarios y la sociedad se merecen“.

El libro

Els degansA través del recuerdo de figuras tan destacadas del notariado como Félix María Falguera Puiguriguer, Ricard Permanyer Ayats, Ramon Faus Esteve, Raimon Noguera de Guzmán, Lluís Figa Faura, Josep Ma Puig Salellas o Lluís Roca-Sastre Muncunill, el libro pone de manifiesto el peso del notariado de Cataluña en la historia del país. Así, entre los decanos se encuentran “alcaldes de Barcelona, presidentes de la Diputación, diputados y candidatos, legisladores en la sombra, ensayistas, hombres de empresa, mecenas y poetas”, como menciona en el prólogo el notario Lluís Jou, quién también afirma que “el libro tiene un objetivo de fondo ambicioso: resituar el notariado en Cataluña en un lugar privilegiado de la historia del país”. Asimismo, Laureà Pagarolas asegura en el epílogo que “este estudio ha querido contribuir también a dibujar la evolución histórica del notariado catalán contemporáneo y de su corporación, desde mediados de siglo XIX, momento de unos cambios radicales en nuestra sociedad casi sin precedentes, hasta la actualidad.”

Las biografías de cada uno de los 31 decanos se estructuran en cuatro capítulos: datos biográficos, datos profesionales, cargos en la Junta Directiva y acción de gobierno, y producción bibliográfica, siempre con una visión que pretende ir más allá del simple retrato biográfico para dar alcance a su dimensión jurídica, económica y social.

Se trata, en definitiva, de una aportación significativa a la historia del notariado de Cataluña a través de siete generaciones de decanos, todos ellos con un peso específico que va más allá del campo jurídico y económico para adentrarse y contribuir en la construcción de la sociedad civil del momento.

Colegio Notarial de Cataluña

El Colegio Notarial de Cataluña es la entidad que integra y representa, como corporación de Derecho público, a todos los notarios que ejercen la profesión en el territorio catalán. El Colegio de Cataluña es el mayor de los colegios notariales de España con 557 notarías demarcadas. El notariado presta una función pública de gran trascendencia basada fundamentalmente en dos principios básicos: garantizar la seguridad jurídica a los ciudadanos y hacer cumplir la legalidad en los negocios jurídicos de la vida civil y mercantil. El Colegio es gobernado por la Junta General, formada por la totalidad de los notarios en activo en Cataluña, y la Junta Directiva, encabezada por el decano del Colegio, actualmente Joan Carles Ollé Favaró.

Fundación Noguera

La Fundación Noguera es una entidad cultural catalana sin ánimo de lucro, creada en Barcelona en el año 1976 por el notario Raimon Noguera Guzmán. Fiel a los objetivos con que fue constituida, la Fundación trabaja para preservar y divulgar el patrimonio histórico documental catalán, y especialmente la documentación generada por la actividad notarial a lo largo de los siglos. Este legado se remonta a la época medieval y es uno de los más ricos y más antiguos de Europa. Por ello, la Fundación patrocina y promueve el inventariado de archivos, la transcripción de fondos, el estudio documental y la investigación histórica. También impulsa acciones de difusión, que incluyen la dotación anual de las Becas Raimon Noguera, la organización de congresos o la colaboración con entidades e instituciones en proyectos afines.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.