El la vacante que dejó Carlos Cerda. El Poder Ejecutivo apunta a conseguir los votos de la Democracia Cristiana. Hasta el momento, Mauricio Silva sería el candidato que obtiene la mayor cantidad de apoyos en el Senado.

El gobierno viene negociando en el Senado el nombre de Mauricio Silva, expresidente de la Corte de Apelaciones de Santiago para ser nombrado nuevo integrante de la Corte Suprema.

El Ejecutivo considera fundamentales los votos de la DC para lograr su aprobación. Idéntica estrategia utilizada para la designación de la actual ministra del máximo tribunal Ángela Vivanco.

Silva requiere al menos 5 votos (de 43)  en la Cámara Alta para asegurar su nominación.

Democracia Cristiana

Recientemente, delegados del Gobierno se han reunido con tres representantes de la Democracia Cristiana: Ximena Rincón Francisco Huenchumilla y Jorge Pizarro.

Ya existe claridad entre los senadores de la oposición de que Silva es -hasta ahora- el candidato que reúne el mayor número de apoyos para ocupar la vacante en la Corte Suprema; en segundo lugar, se posicionaría Javier Moya. Finalmente Dobra Lusic es quien logra menores grados de adhesión.

En la Cámara Alta reconocen que el Ejecutivo inició los primeros contactos con los representantes de la oposición hace dos meses y que se han centrado en determinar qué candidato es el que tiene mayores opciones de ser aprobado.

El senador Pizarro ya ha comentado en su círculo íntimo que se inhabilitará cuando se produzca la votación, ya que se encuentra a la espera de que el Pleno de la Corte de Apelaciones resuelva su desafuero, el próximo 30 de octubre en el marco del caso SQM, donde fue acusado por la fiscalía por delitos tributarios reiterados.

Vacante

El 3 de septiembre, el máximo tribunal en pleno confeccionó la quina para llenar la vacante que dejó el ministro Cerda, luego de jubilarse el 21 de junio. Este cupo que le corresponde a una persona que haya realizado una carrera dentro del Poder Judicial y no a un abogado externo, como han sido los dos últimos nombramientos.

Son cuatro los ministros que tienen oportunidad, y todos son de la Región Metropolitana. En la lista de postulantes, Silva quedó en segundo lugar con 10 votos. La primera mayoría la obtuvo la actual presidenta del Tribunal de Alzada, Dobra Lusic, con 12 preferencias de los 18 supremos presentes siendo la única mujer que figura en la quina. En tercer lugar quedó el ministro Javier Moya, con 9 votos, quien tiene apoyo principalmente del PPD.

En cuarto lugar figura el expresidente de la Corte de Apelaciones de San Miguel, Roberto Contreras, quien quedó en el mismo puesto y con la misma votación -7 preferencias- en el listado de nominación que se realizó en agosto de 2015.

Fuente: El Mercurio

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.